29 de junio de 2016

El arte más íntimo - Poppy Z. Brite

Buenas!!

Hoy os quiero compartir mi opinión sobre un libro que he terminado hace poquitas horas, no ha sido en el escenario más adecuado -sea el que sea- debo confesar que me he llevado el iPad al gimnasio (como siempre, por otro lado) y lo he terminado ahí, en la cinta, acompasando los pasos según la intensidad del final, no es el sitio más adecuado es cierto, pero que queréis que haga, tengo que leer cuando puedo y quieras que no, cuando más concentrada estás en el libro menos te duelen las piernas!

Mientras leía algunas de las escenas del libro, me paraba a pensar que pensaría esa gente que como yo se levanta temprano para hacer ejercicio si supiera en lo que estaba metida, porque dudo que quién me viera pensara que estaba en medio de una tórrida escena de sexo y muerte que a todas luces acabaría en canibalismo...

En fin, desconfiad de quién está leyendo a vuestro lado, nunca se sabe que puede estar pensando.

Llegué a El arte más íntimo después de salir de Idyll, la ciudad me dejó una marca profunda y por ello, no podía pasar sin más a otro género más light, tenía que hacer una especie de recuperación y pensé que esta novela podría venirme bien, no me equivocaba.
Este historia a ratos es tan intensa como algunas de las escenas de Quiroga, pero también es menos brutal, más sosegada hasta cierto punto y por qué no, hasta está cargada de belleza y amor, si consigues meterte en la cabeza de Andrew, Jay o incluso Tran y Luke, pero estoy divagando, vamos a meternos en lo que nos atañe!


El arte más íntimo es la tercera novela de Brite, la primera fue La música de los vampiros y la segunda La llamada de la sangre, con estos títulos dan ganas de leer las dos, veremos... de momento empiezo con este libro publicado en 1996 y que quizá más que de terror, podríamos considerarlo gore.

¿De qué trata el libro?

En El arte más íntimo encontramos la historia de cuatro personajes, por un lado tenemos a Andrew Compton, para quién matar es un arte, que se encontrará con Jay Byrne otro asesino que llevará su arte al límite. Juntos elegirán a Tran. un chico vietnamita de una gran belleza y que acabarán considerando la víctima perfecta, éste involucrará a Lucas Randsom un locutor de radio enamorado del joven y que no sospecha como finalizará todo.


Mis impresiones sobre la novela

Debo destacar que la portada me ha gustado mucho, ya veis que se trata de varios pinceles y en medio de ellos un bisturí, está clara la relación con el título y con el contenido, el asesinato es el arte más íntimo.

Primero de todo tenemos que situar un poquito a los personajes y para ello intentaré no realizar spoilers, creo que en general no acostumbro a caer en ellos ni me parece difícil hacerlo, pero aquí si cuento mucho podríais deducir más de lo que toca y no quisiera estropearos algunas situaciones inquietantes que se dan en la novela pero que han ocurrido en la vida real.

Vamos a por una pregunta fácil (aunque no para todos), sabéis quién fue Dennis Nilsen y Jeffrey Dahmer?
Quizá el segundo sea más conocido por todos y mucho más, si os añado que fue conocido también como el Carnicero de Milwaukee... ¿a qué si? los dos hombres fueron asesinos en serie y en su vida se ha basado Brite para crear a Andrew (Nilsen se llama: Dennis ANDREW Nilsen) y Jay (basado en Dahmer), y una de las situaciones que ocurren hacia el final de la novela con Tran, es calcada a algo que sucedió entre Dahmer y el joven Konerak Sinthasomphone (y ahí lo dejo, si buscáis información sobre ello, vosotros mismos estaréis buscando el spoiler!).

Jeffrey Dahmer
 Si buscamos un poco sobre la vida de los dos asesinos después de leer el libro, veremos que hay muchas similitudes entre ellos y los dos asesinos del libro, sus motivos, lo que hacían con las víctimas, que buscaban, como los detuvieron... pero eso sí, buscad después de leer el libro!

Exquisite corpse (título original) es una novela coral ya que los cuatro personajes cuentan su parte de la historia, primero es una historia independiente unos de otros pero luego poco a poco se van juntando hasta que de cuatro líneas pasamos a una.
Hay una diferencia a la hora de narrar la historia, Andrew cuenta su historia en primera persona, eso lo hace interesante, descubrimos sus pensamientos y vivimos lo que él vive y siente, pero en el caso de los otros tres cuenta su historia un narrador omnisciente, que nos va situando donde quiere en el momento que quiere y eso se mantiene hasta el final de la novela.

El nexo de unión de todos ellos parece ser Tran, el joven americano de origen vietnamita procede de una familia tradicional que no ve con buenos ojos la vida del joven y que le abocan al desastre final, un final que parece estar marcado desde el primer momento, él mantuvo una relación con Lucas Ransom un locutor que se hace llamar Lush Rimbaud y que desde una emisora pirata se dedica a bombardear con música y frases insolentes a su público en su mayoría homosexual, es una persona que vive amargada desde que Tran desapareció de su vida y que en su desesperación por encontrarle, se cruzará con Andrew y Jay, quienes se sienten fascinados por el joven, considerándolo la víctima perfecta, alguien que interpreta perfectamente ese papel y que ha nacido para morir en sus manos.
Dennis Nilsen
Podríamos decir que El arte más íntimo incluye mucho amor en sus páginas, un amor insano quizá, pero amor al fin y al cabo, todos tenemos nuestra media naranja dicen, entonces ¿por que no iban a tenerla dos asesinos homosexuales, caníbales y necrófagos? Oye... verdad que si han encontrado ellos su persona, ¿no parece tan difícil que la encuentren los demás?

La historia transcurre inicialmente en Birmingham donde actuaba Andrew y luego le seguimos a Nueva Orleans, donde viven los otros tres personajes.
Nueva Orleans parece un sitio adecuado donde puede pasar de todo, está lleno de bares oscuros y decadentes, barrios llenos de personajes frívolos que sólo buscan sexo y alcohol, además nos situamos en un momento donde el Sida está empezando a causar estragos entre la comunidad homosexual, hay una especie de psicosis donde nadie sabe quién está infectado y todo el mundo puede ser portador, eso conlleva a una muerte dolorosa y en solitario, por ello parece contradictoria la libertad que hay a la hora de relacionarse con los demás, en bares y pubs, pero que luego se mezcla con la inquietud a la hora de pensar si esa persona puede estar infectada o no.

El arte más íntimo es un libro que se lee muy rápido, quizá en lo único donde nos detendremos un poco es en las torturas que en él se relatan y dependerá mucho de vuestro estómago, ya que son momentos de gran tensión y que se cuentan con todo lujo de detalles, entonces podremos llegar a imaginar la situación, lo que siente el asesino y lo que siente la víctima, aunque realmente no parece tan importante la víctima como el asesino, el mérito de Poppy es meternos tan de lleno en al mente de los asesinos, sobretodo Andrew, que llegamos a sentir empatía por ellos, deseas que nos les descubran y que puedan terminar con todo lo que tienen planeado. Nos encontramos descripciones muy realistas de los asesinatos, de las relaciones sexuales que mantienen los personajes entre ellos y con otras personas, de la preparación de los cuerpos, las torturas... pero también de la problemática homosexual, lo que tienen que sufrir los gays a diario, la problemática con el Sida, el ser o no seropositivo... viviremos escenas fuertes, escritas de forma muy directa y contadas con todo lujo de detalles, no es un libro tan fuerte como Idyll pero en algunas situaciones se le acerca bastante.

Lo mejor de toda la narración es el desarrollo de los personajes, como les llegamos a entender, tanto a los malos como a su víctima, es curioso como nos ponemos en su piel y cuando pensamos como Andrew queremos que Tran muera, pero cuando pensamos como Tran entendemos lo que siente, como lo único que está buscando es amor y cariño y porque se relaciona con quién lo hace, que maravilloso poder sentir lo que siente víctima y lo que siente el verdugo, un diez!

Para concluir, vosotros elegís, si os gusta el gore, probad el libro, si con el terror ya no os atrevéis, pues tampoco hace falta que apuntéis este libro en pendientes, de verdad que no os gustaría y seria un dinero malgastado. Por mi parte, me ha gustado (por si no lo habíais deducido) y no me  importará leer más libros de Brite. El problema como siempre viene luego, cuando decides hacia qué libro tirar... por mi parte cometí el error de seguir con La casa en el confín de la tierra, ya que no fue una buena novela para volver al terror, aunque ahora estoy terminando ya con La chica de la casa de al lado de Jack Ketchum, una novela que consigue dejarte con mal cuerpo, vamos... eso que muchos odian pero que a mí me acaba encantando! Al final, o me encierran o creo un grupo de Facebook xD

1 comentario:

  1. ¡Éste sí lo conocía! Lo tengo en la lista de pendientes desde el año pasado, pero es que hay tantos libros por leer… Ahora mismo mi lista de pendientes supera los 500 libros, y sé que por muchos años que viva no voy a ser capaz de leerlos todos (sobre todo, porque aumenta muy rápido)… ¡Ay, socorro! xD

    Lo descubrí por una recomendación en un vídeo de YouTube, y le vi buena pinta pero ya; si la recomendación hubiera sido tan pasional como la tuya lo mismo se hubiera puesto unas posiciones por delante y ya hubiera caído. :P Escribes las reseñas de una forma que dan ganas de dejar todo lo que esté leyendo e ir a leer el libro que acabas de recomendar…

    ¡Otro que también cae! Lo mismo lo leo antes que Idyll, porque como dices que es un pelín más light que aquél así voy poco a poco. Ya veremos, ya te contaré qué tal cuando lo lea.

    ResponderEliminar