8 de julio de 2016

El hijo de Rosemary - Ira Levin

Realmente mi intención desde el primer momento fue leer este libro ya que La semilla del diablo la había leído muchos años antes, pero cuando lo iba a empezar pensé que era mejor perder unos días más en releer el primero y tenerlo todo algo más fresco, antes que lanzarme directamente a la segunda parte y mira, estoy contenta de haberlo hecho porque aunque La semilla no es un libro maravilloso y de terror tiene más bien poco, éste me ha desagradado desde casi el primer momento.


La idea era interesante, porque a todos nos gusta saber como siguen las historias, ¿no? o sea, el se casaron y fueron felices para siempre no nos vale... ¡yo quiero saber qué pasó luego!
Así pues, una vez leído como fue concebido el bebé de Rosemary, sólo nos quedaba saber que ocurrió luego y es lo que nos encontramos en este libro.

Han pasado bastantes años entre uno y otro, ya que La semilla fue escrita en 1967 y en cambio El hijo de Rosemary se publicó en 1997... ya veis, 30 años han pasado entre uno y otro. Y mira... por mi parte, si nunca se hubiera escrito esta segunda parte pues tampoco habría pasado nada :(

Ya os contaré porque me ha gustado tan poco.




¿De qué trata?

Cuando empezamos en libros nos encontramos que después de 27 años en estado de coma, Rosemary despierta en un sanatorio en 1999. Su hijo Andy es el líder de los Hijos de Dios, una fundación que pretende hacer de la llegada del nuevo milenio un acontecimiento histórico, pero algo terrible esta a punto de ocurrir.
La continuación de La semilla del Diablo arranca en Nueva York a finales de 1999. En el umbral del nuevo milenio, Rosemary se reúne con su hijo y se libra la batalla definitiva entre el bien y el mal.


Mis impresiones

Con este libro voy a tener un gran problema porque lo encuentro no malo, sino lo siguiente multiplicado por  diez, es malo a rabiar y me da mucho rabia haber perdido mi tiempo con él y no me gusta esto de sentirme estafada y decepcionada y encima escribir esta opinión, será porque siempre prefiero escribir sobre libros que me han gustado... pero esta opinión también la debo escribir para que nadie pierda el tiempo con él!

La idea es buena, o sea, lo que os decía antes, saber lo que ha ocurrido años después de algo a mí siempre me encanta y a la vez me da mucho miedo, lo mismo me ocurrió con Doctor Sleep, que es la segunda parte de El resplandor de Stephen King, disfruté tanto con la primera que miedo me daba saber lo que había hecho el señor de Maine, que tiene libros buenísimos pero luego tiene libros que odio profundamente. Con este libro no se me ocurrió que pudiera ser tan malo, porque a ver... si el primero estaba bien, dentro de lo malo que tenía (no daba miedo en absoluto, predecible, el papel de tonta de Rosemary...) pues pensaba que seguiría un poco la línea anterior, no que se cargaría este libro y el otro, porqué sí... de forma retrospectiva y al final de la novela el maldito de Levin se carga lo que ya había escrito! No os voy a contar como ya que tampoco os haré un spoiler, aunque lo haría si así os pudiera obligar a no leerlo...

Pero no es sólo eso lo malo, no sólo se carga el primer libro, es que Ira escribió este libro con toda la desgana del mundo y mira que es el último libro que nos legó ya que murió en 2007, pero supongo que fue un libro por el que le pagaron mucho dinero y claro... no había unas ganas reales de volver a la historia, sólo ganas económicas y ni así... parece realmente que lo haya escrito otra persona y él se limitó a poner el nombre sin ni siquiera ver como acababa!

El hijo de Rosemary es un libro sin sentido, lleno de escenas que no hay por donde cogerlas, con diálogos bastante absurdos y por si fuera poco, cuenta con una traducción nefasta, con expresiones traducidas literalmente del inglés que no se entienden y con escenas que están escritas de manera tan absurda que no llegas a entender, muchas veces tuve que volver atrás porque no sabía como habíamos llegado a ese punto y continuar luego sin tenerlo aún claro.

Es un libro que no sólo no da miedo, sino que encima se carga la intriga y el misterio que tenía el primero, también el ambiente opresivo del edificio Bramford se pierde y no hay forma de recuperarlo, o sea, todo aquello que era positivo en el primero desaparece y lo malo es peor. Rosemary es menos tonta, eso es verdad y raro a la vez, quiero decir... recordemos que ha pasado 27 años en coma, ¿pues no va la tía y se levanta tal cual y se adapta perfectamente al mundo tantos años después? Parece que lo único que la preocupa es la cara que tiene y que no se adapta a su nueva edad, pero por Dios, ¡en 27 años han cambiado miles de cosas! Ah pero para ella, no pasa nada, la mujer ingenua y boba se ha convertido en un ser inteligente y adaptativo, ¡ja!

Estamos frente a una historia predecible y prescindible que preferiría no haber leído nunca, la historia, los personajes, el final sobretodo el final, es todo decepcionante, vergonzoso, un sinsentido, por favor, no perdáis el tiempo en su lectura!

¡No lo leáis!


1 comentario:

  1. Como te comenté en el otro, no me dejó con buen sabor de boca… Y no tenía ni idea de que había una continuación, pero de haberlo sabido probablemente tampoco la hubiera leído. Y ahora todavía menos con lo que cuentas, porque si el primero es mejor que éste… ¡tela pues! xD ¡Un saludín!

    ResponderEliminar