27 de julio de 2016

La chica de al lado - Jack Ketchum

Buenoooooo, vuelvo con uno de esos libros no aptos para todos los públicos, que creo que realmente son mis preferidos! Aunque se me hacen un poco difíciles de encontrar y los voy alternando con todos los de terror que se cruzan en mi camino!


Esta vez no me he guiado por la portada, no es que me guste demasiado y tampoco fue lo que me incitó a leerlo, a saber donde leí sobre él y aprovechando que no conocía al autor, decidí ver si era tan sádico como se decía y que tal escribía Ketchum y oye, ha sido un buen descubrimiento, tengo ya Al acecho esperando su turno y aunque tengo varios libros empezados no creo que tarde mucho en darle su oportunidad. Es una novela que se publicó en 1989 y es la cuarta del escritor.

¿De qué trata el libro?

La novela está ambientada en los años 50, estamos en verano y en un barrio de lo más normal, ahí conocemos a un grupo de chicos que se preparan para disfrutar de las merecidas vacaciones. 
Pero las cosas cambian cuando Meg y Susan van a vivir con su tía Ruth y sus tres hijos, ellas han quedado huérfanas y su tía es el familiar que les queda.
Poco a poco las cosas irán de mal en peor cuando la mujer empieza a maltratar física y psicológicamente a las dos chicas, aunque su odio se centra especialmente en la mayor, Meg.

Basada en un hecho real

Pues sí, podéis buscar en Internet la historia, en resumen os contaré que una mujer: Gertrude Baniszeski quedó al cargo de dos chicas, hijas de dos empleados del circo. La mujer ayudada por sus hijos y otros jóvenes del vecindario se dedicó a torturar a las dos pero centrándose sobretodo en Sylvia, a la que no soportaba. No os cuento nada más porque acabaría siendo un spoiler del libro y no es la idea.

Películas basadas en la historia

Encontramos dos películas basadas en la historia, por un lado tenemos An American Crime que está basada en el caso de Sylvia Likens y luego The Girl Next Door, que lleva el mismo nombre que este libro y que está basado en la historia novelada por Ketchum, o sea que si queremos ver la peli tenemos la opción, aunque lo suyo es primero leer el libro y luego ir a por el film.

Aquí os dejo el Booktrailer de la segunda:



Mis impresiones sobre el libro de Ketchum

Y por fin, aquí llega mi opinión sobre el libro!

El inicio del libro es algo confuso, no acabas de entender quién explica la historia y por qué, pero eso son muy pocas páginas, enseguida retrocedemos al episodio que el narrador, David, nos quiere contar, intuimos enseguida que va a ser algo muy grave que le ocurrió cuando era joven, ahora cuenta con 41 años, suma dos divorcios y casi un tercero y es en este momento en el que repasa su vida y la dura experiencia que vivió.

La novela está ambientada en los años 50 y todos los personajes son niños/adolescentes a excepción de Ruth, la adulta que debería parar todo lo que ocurre pero que en cambio lo inicia, alienta y fomenta. David nos cuenta la historia de forma precisa, tan sólo puede explicarnos lo que presencia y sabemos que hay muchas otras cosas que están ocurriendo pero que desconocemos al no estar nuestro narrador en el momento en que ocurren, incluso en algunas ocasiones se autocensura diciéndonos que hay algunos detalles que no nos contará porque no se ve capaz de ello y después de todo lo que nos ha contado ya... nos tenemos que imaginar sí o sí que puede ser más grave que lo que ya conocemos.

Ketchum hace un excelente trabajo de investigación de la historia real, va reuniendo lo que se cuenta en los periódicos, el juicio, los detalles que van surgiendo y a partir de toda esta información novela la historia que nos atrapa desde que empieza. Meg es una chica que desde el primer momento me gustó, valiente, decidida, directa, sin miedo a nada, no es la típica chica que tiene que ser protegida, ella se vale por si misma y eso nos gusta y quizá es lo que no soportaba su tía... quizá por eso, por la empatía que se genera enseguida hacia ella es por lo que todo lo que ocurre se hace más duro de leer, nos ponemos en su lugar y no queremos que sigan haciéndole daño, aunque claro, nuestra opinión realmente poco cuenta, la historia sigue hasta el final queramos o no.

No es una novela de terror donde ocurren sucesos paranormales, donde hay fantasmas o hechos inexplicables, al contrario, aquí el terror reside en lo normal, en la forma de comportarse de unas personas que son aparentemente normales pero que se comportan como el peor de los monstruos, es un estilo que usa mucho Stephen King, coger algo normal y convertirlo en algo que de miedo de verdad, supongo que por eso el de Maine ha alabado varias veces la escritura de Ketchum.

La historia empieza de forma algo lenta y va ganando en tensión e intensidad a medida que avanzamos, se vuelve más dura y más cruel, nos perturba pero a la vez nos mantiene enganchados a su lectura. A pesar de que no me considero una persona sensible y a libros anteriores me remito... hubo un par de momentos en que me desagradó de verdad lo que leía, creo que fue porque llegué a sentir más empatía por Meg que por otros personajes de otros libros, entonces supongo que lo leía de forma más objetiva y no me afectaba igual, esto es obviamente algo que me encantó! No hay mejores libros que esos que hacen sentirte algo, sea asco, dolor de estómago lo que sea y cada vez se me hace más difícil o sea que cuando ocurre, me alegro. PERO eso implica que no es un libro apto para todo el mundo, tampoco para aquellos que gustan del terror sobrenatural pero a quienes les disgusta y sufren con la casquería, la sangre, las torturas y un largo etc.

Es un libro bastante retorcido y más cuando sabemos que está basado en hechos reales porque ves que una vez más la frase de Homo homini lupus: el hombre es un lobo para el hombre, sigue siendo verdadera, nosotros somos nuestra peor pesadilla, no lo que se esconde debajo la cama o un armario, no los muertos, sino nosotros mismos y por ello, el maltrato físico y psicológico aumenta de intensidad a medida que va ocurriendo y nosotros como lectores, cada vez esperamos algo peor.

El autor no se recrea en los detalles, pero tampoco los omite ni los exagera para convertirlo en algo más macabro, su lenguaje es sencillo y directo y nos da muchas escenas para imaginar, nuestra mente imagina lo que no se nos cuenta, las torturas, el sadismo... y tanto podemos imaginar las escenas desde el lado de la víctima como el de los torturadores y llegamos a sentir como Meg que no hay manera de pararlo, que da igual si lo sabe o no la policía porque realmente nadie va a hacer nada.

La chica de al lado es uno de esos libros que no terminan cuando cierras el ebook, tienes que pararte a pensar en las consecuencias de lo que has leído, a mí lo que más tiempo me ocupó el pensamiento fue la figura de Ruth, es una mujer adulta, con hijos, que vive resentida y que permite a los chicos todo aquello que sus padres les prohiben, con ella pueden fumar, beber alcohol, leer revistas que por su edad no tocaría o ver programas que tampoco son para ellos... en fin, es una de esas madres "guays" porque te tratan como un adulto aunque no es oro todo lo que reluce.

Enseguida que conocemos a Ruth vemos el odio que ella siente contra el mundo, los hombres, las mujeres... no es extraño que deteste a Meg casi enseguida, ella es joven, guapa, virgen y por todo ello se merece lo que le pasa. Pero lo que yo me preguntaba una vez terminado el libro es si Ruth alguna vez hubiera dejado aflorar su personalidad si no hubieran aparecido las dos chicas en su vida, porque hasta el momento no era una buena madre ni seguramente mujer, pero no estaba tan trastornada como se nos muestra luego, la llegada de las dos chicas son el detonante para desatar su locura, seguro que ya estaba ahí pero ¿sin un detonante hubiera explotado? Ella vivía sin mujeres, sólo con sus hijos y los amigos de estos, pero no había ninguna mujer que le hiciera sombra o sea que ve en Meg una rival imagino, alguien deseable que puede quitarle protagonismo, se sentía celosa de ella y por lo tanto, justifica todo lo que le hace por ser una chica y sobretodo, una puta.

En fin, después de todo lo dicho... ¿lo vais a leer? es en definitiva un libro fácil de leer por el estilo, por los diálogos largos, las frases cortas, su lenguaje no es difícil pero en cambio su contenido es lo que lo hace difícil y la tensión creciente no ayuda pero si en cambio nos hace desear saber y seguir hasta el final.

2 comentarios:

  1. Hola

    Estoy indecisa sobre si leerlo o no, suena atrapante pero también como que me haría llenarme de cólera por las cosas que suceden, me lo apunto por si las moscas. Excelente reseña.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Lo tengo en la lista de pendientes desde el año pasado, y después de leer tu reseña, todavía tengo más ganas de leerlo. Aunque está muy dicho y suena muy topicazo: la realidad siempre supera a la ficción; así es: «homo homini lupus», nada paranormal que se le pueda ocurrir a otro semejante puede ser tan cruel y atroz como un ser humano contra otro ser humano sin nada que perder. Si en algo somos especialistas nosotros mismos es en autodestruirnos. Lo digo tanto por este libro, como por ser un tema recurrente de Stephen King, creo firmemente que lo habitual, lo mundano, lo que todos vemos con frecuencia, puede volverse mucho más atroz y macabro que lo inventado con la mejor de las imaginaciones posibles. Ha pasado directamente a la primera página de mi lista de pendientes en Goodreads, junto con otras recomendaciones tuyas… lo que pasa es que últimamente ando algo escaso de ganas de leer, ya les llegará el momento. :P ¡Un saludín!

    ResponderEliminar