27 de septiembre de 2016

Cómic: 30 días de noche

Buenassss!

Si es qué... me meto en cada lío! Hace poco eligiendo libro para empezar a leer me decanté por 30 días de noche: Restos inmortales, nada más abrirlo, ZASCA!!!! Resulta que me encuentro con que es la segunda parte de la serie 30 días de noche, así lo dice justo al empezar: "los acontecimientos de Restos inmortales tienen lugar algún tiempo después de los descritos en la novela Rumores de los no muertos" pues vale, ¿qué hago? Pues oye, lo normal, ¿no? Cierro ese libro y elijo otro hasta encontrar el primero de la serie.

Días después tengo ya el de Rumores de los no muertos, lo abro y ZASCAAAA!!!! Otra vez! Esta vez me golpeó aún más fuerte! ¿Qué me encuentro nada más abrir? Otro mensaje donde descubro qué: "los acontecimientos de la novela tienen lugar después de la novela gráfica Agente Norris: MIA, que a su vez tienen lugar a continuación de los acontecimientos de la novela gráfica Días oscuros"...
¿En serio? ¿Y ahora qué hago? Pues... evidentemente leerme el cómic claro... si es que cuando una es así es así... eso sí, no tenía mucha intención de comprarlo porque no soy una gran lectora de cómics, entonces lo he tenido que sacar de la biblioteca y para ello hacerme el carné que vete a saber en qué momento lo perdí, eso me supuso dos idas a la biblio porque la primera vez no les funcionaba la máquina de hacer carnés... y en este tiempo como ya tenía de verdad curiosidad por empezar con el dichoso libro, empecé a leer los Rumores de los no muertos y cuando me faltan unas 100 páginas para terminarlo, le he metido un poco a calzador el cómic... Finalmente, hoy os quiero contar sobre éste último, que para haber tardado un mes casi en empezarlo, me ha durado sólo una tarde.


Esta es la portada del cómic y se trata de la trilogía original, vamos el cómic con el que creo que tenía que empezar. Incluye tres títulos: 30 días de noche, Días oscuros y Regreso a Barrow y al finalizar encontramos una galería con ilustraciones, en total no llega a 400 páginas.

Ah y como ya estaba buscando por la biblio, también saqué los cómics que siguen: Historias de chupasangres, Tres historias, Se extiende la plaga y Eben y Stella, hay al menos 4 más pero no los encontré y tampoco se muy bien como se sitúan los cómics que siguen respecto a las dos novelas... pero bueno, lo haré como pueda y me conformo con eso.

Como sabréis también, podemos encontrar dos películas basadas en la serie:




Yo he visto las dos... y la primera aún, aunque han cambiado algunas cosas que la hubieran hecho más interesante, pero bueno tiene un pase, pero la segunda es bastante más mala.

¿De qué trata el cómic?

Nos encontramos con una historia escrita por Steve Niles e ilustrada por Ben Templesmith. La acción transcurre en Barrow, Alaska, en el punto más septentrional de Estados Unidos, un pueblo acostumbrado a las temperaturas bajo cero y a la oscuridad. Es un sitio donde el sol no se pone desde el 10 de mayo al 2 de agosto y donde no sale del 18 de noviembre al 17 de diciembre, vamos, constituye un paraíso para los vampiros ya que no deben esconderse durante el día, por eso un grupo de vampiros decide montarse una orgía de sangre en la pequeña localidad.
Los pocos humanos que quedan tendrán que sobrevivir, enfrentándose al frío, al hambre y a los vampiros que patrullan la ciudad buscando supervivientes.

Fue publicado por la editorial Norma en 2011.

Mis impresiones

Lo primero que me sorprendió gratamente a la hora de coger el cómic fue la portada, no me supo nada mal llevármelo a casa cuando vi esa cara llena de dientes afilados, la verdad es que me dieron ganas de empezarlo de inmediato!

El argumento es de lo más original, porque es verdad que si hay vampiros corriendo por el mundo, que lugar podría ser mejor que aquel donde no sale el sol en un mes? No necesitan ocultarse con la salida del sol y pueden caminar por donde deseen y si en ese lugar hay humanos, también pueden alimentarse cuando quieran, dándoles caza, reservándolos... en fin, un festín vampiro.

En el libro encontramos un resumen del primer cómic, por eso si queremos leer el libro no nos hace falta pasar por la historia gráfica, aunque a mí me ha parecido interesante hacerlo.
Como os decía no soy una habitual consumidora de cómics, por ello muchas veces voy directa al texto, sin fijarme en las imágenes, esta vez en cambio, lo ha leído de forma pausada, primero mirando las imágenes y luego leyendo la parte escrita.

Los viñetas son muy oscuras, como es la noche en Barrow... muchas veces no sabes lo que ves en cada dibujo pero hay mucha sangre y muchos dientes, es lo que destaca en las caras de los vampiros, esos dientes afilados que no se limitan sólo a los colmillos, nuestra mirada se siente atraída por ellos y por la lengua que muchas veces aparece colgando.
Son unos dibujos bastante inquietantes y que activan nuestra imaginación, ya veis en las imágenes que añado que los contornos están completamente desdibujados y la oscuridad reina en las diferentes situaciones, no son imágenes bonitas pero tampoco las esperas realmente, los vampiros pese a ser presentados como seres carismáticos y extremadamente guapos, no dejan de ser seres infernales que desangran a sus víctimas y luego las convierten o no, no son vampiros a lo Anne Rice ni a lo Meyer, tan de moda actualmente... son seres fríos que consideran a las personas su alimento, sin sentir pena por ellas.

El peso del cómic recae mucho más en las imágenes que en los textos, la historia se desarrolla de forma muy visual y muchas veces lo que vemos es suficiente para interpretar lo que está pasando, la verdad es que me ha parecido interesante ver de forma visual lo que llevaba leído en el libro de Rumores de los no muertos, donde se incluye un resumen del primer cómic que aquí encontramos, aunque ya os contaré lo relativo a el libro en la reseña que de él haga al terminarlo.

Es curioso ver como se forma la personalidad de los personajes, como en pocas frases entendemos qué guía a los vampiros y que hace mover a los humanos y como unos y otros tienen puntos en común a pesar de las importantes diferencias, hay incluso un cierto paralelismo entre Lilith y Vicente, los vampiros más viejos y Eben y Stella, sheriff y ayudante del sheriff de Barrow.

A pesar de las casi 400 páginas con las que cuenta el cómic, lo leeremos en poco tiempo, a pesar de detenernos en las imágenes y pararnos en los diferentes elementos que en ellas aparecen, no creo que nadie tarde más de un par o tres horas en tenerlo terminado, y ya os digo, alargándolo al máximo y descansando entre uno y otro.

La galería de ilustraciones me ha gustado mucho, son imágenes bonitas, cada una de ellas ocupa una página y aunque son del mismo estilo que las del resto del cómic, son más detalladas y más siniestras si cabe, muy interesantes.

Una vez terminado, puedo decir que es verdad que no hace falta leer el cómic para poder leer las novelas, aunque esta trilogía original rellena algunos huecos que nos deja la novela, nos explica mejor algunas situaciones que quedan en el aire y hace trabajar mucho más a nuestra imaginación, al volver después a la novela ponemos cara a algunos personas y entendemos mejor de donde salen y en qué momento se han encontrado.
Vosotros deberéis elegir si queréis empezar con la novela gráfica y luego añadir las novelas y así haceros una idea del conjunto o en cambio os centráis en la parte gráfica o en la parte novelada, a mí me ha parecido un buen complemento añadir esta parte visual a toda la historia.

Ahora tengo que pensar qué hago, si termino Rumores de los no muertos o empiezo el segundo cómic Historias de chupasangres... ya veremos, igual miro un poco por encima el segundo y veo donde se sitúa respecto a la novela...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada