13 de septiembre de 2016

Gritos antes de morir - Laura Falcó Lara

Hoy os voy a contar mis impresiones de un libro que leí hace muchísimo, pero como no me gustó nada, la reseña quedó pendiente y mira, listando todos los que tengo esperando me decidí a contaros por que es un libro que no recomendaría.

Normalmente no tengo nunca muchas esperanzas de que los libros lleguen a gustarme, sobretodo es porque muchas veces no conozco al autor y tampoco me baso en recomendaciones a la hora de leer, pero esta vez fue diferente, no es que hubiera leído otros libros de Laura Falcó pero siendo directora de varios sellos del Grupo Planeta, como Minotauro, Zénit o Cúpula y eligiendo el terror como género para empezar a escribir... Pues oye no sé, me esperaba muchísimo más!
Además, a diferencia de con otras lecturas esta vez había leído reseñas muy positivas y la portada también me impactó... Vamos, que cuando llevaba unas 50 páginas del libro era como si me hubieran lanzado agua helada encima, primero no sabes como reaccionar y luego te entra una indignación que no sabes hacia donde dirigir, pero como no soy de abandonar libros lo terminé y probablemente no volveré a repetir con otro de la autora (aunque tiene dos más de terror en su haber).



De qué trata el libro?

Gritos antes de morir es un libro que recopila 27 relatos independientes de terror cuyos temas van des de los fantasmas hasta la reencarnación pasando por vampiros, videntes, edificios encantados, niños asesinos...

Mis impresiones

La portada ya lo he dicho, me gusta, el título... bueno, no tiene mucha relación con los relatos realmente, ni se ha sacado de ninguno de ellos, o sea que no entiendo muy bien su elección, aunque nos llama la atención en seguida. Lo bueno de que una editora se pase a escribir es que el libro está bien escrito, no hay errores gramaticales y eso es de agradecer y tampoco es difícil de entender, ni hay frases construidas de forma extraña ni escenas rebuscadas que no llevan a nada, por esa parte poco puedo decir. 

Sé que hay mucha gente a quién los relatos no le gustan pero no es mi caso, yo siempre he disfrutado de las pequeñas joyas que se esconden en los libros de relatos y aunque no todos acostumbran a tener la misma calidad -destacando unos por encima de otros-, normalmente al terminar el balance acaba siendo positivo, pero no ha sido el caso con este libro, ya que de los 27 relatos que ofrece los que salvaría no llegan a 5 y siendo bastante generosa.

Vamos a lo más obvio, el libro tiene 240 páginas y tenemos 27 relatos o sea que la media nos sale a 8 páginas por relato, siendo unos algo más largos y otros extremadamente cortos... El problema que la longitud plantea es que tienes que ser muy bueno para escribir una buena historia con tan pocas páginas y yo creo que no es el caso.

La ambientación es lo primero que se ve afectado por la longitud, para poder contar algo se tiene que ser directo y rápido, ir a lo que importa y claro... En los relatos se prescinde de todo lo importante para crear un buen clima donde lo que sea que ocurre nos provoque miedo, yo creo que escritores más experimentados lo harían sin problemas pero a la autora le faltan aún horas de vuelo o el terror puede ser su género preferido para leer (realmente no sé si es el caso) pero quizá no sea el que se le da mejor a la hora de escribir...

También los personajes se ven tocados, no se profundiza en su personalidad y eso los convierte en seres planos, por los que no sentimos ninguna empatía y en realidad, nos da un poco igual lo que les pasa, leemos la historia y pasamos a otra y así hasta terminar el libro y empezar otro, sin que nada perdure en nuestra memoria.

Lo que si debo alabar es la variedad temática, en su búsqueda del terror clásico no se deja tema por tocar, las historias son bastante diferentes entre sí y excepto zombis encontramos de todo: fantasmas, casas encantadas, videntes, objetos malignos, el diablo, ángeles, vudú, reencarnaciones... Hay para todos los gustos!

Pero no son libros que nos provoquen nada parecido al terror, sí que tienen cosas sobrenaturales pero se queda todo ahí, pocos de los relatos nos hacen pensar después de terminarlos y la mayoría no mejorarían aunque les añadiéramos 50 páginas más porque el problema está en la historia también y sobretodo en su desarrollo y final, la mayor decepción que he sentido es a causa del desarrollo y final de algunos relatos, estos habían empezado bastante bien pero luego algo se tuerce, el desarrollo se plantea de forma demasiado rápida y luego llegamos abruptamente al final, demasiado abruptamente.

La narrativa de la escritora es ágil, fluida y eso junto a los diálogos, a su estilo directo y sin florituras, la brevedad de los relatos y lo corto que es el libro hacen que lo tengamos terminado en un par de horas como mucho, la cuestión es que no lo terminamos rápido por lo bueno que es sino por lo fácil que es de leer.

La verdad es que lo que me sigue sorprendiendo son las buenas críticas que ha recibido el libro, quizá es que las personas que lo han comentado no acostumbran a leer relatos de terror o quizá soy yo que cada vez exijo más pero en serio que no lo puedo entender. Tampoco que se la compare con Stephen King, Hitchcock o Dean Koontz.. Me parece que quién escriba estas cosas es muy muy muy generoso y lo único que consigue es engañar al lector que tiene unas expectativas que no se van a cumplir.

Y para ir finalizando os diré que mientras leía iba puntuando los diferentes relatos y en algunos incluía algún adjetivo, así que os dejo esa valoración para que veáis mis impresiones sobre ellos:

1. El libro: Pasable, para ser el primero no está mal, esperas que la cosa mejore.
2. Reencarnación: Final malo, abrupto, rápido desarrollo.
3. La cámara: Desarrollo interesante, final malo.
4. El hospicio: Malo todo.
5. Un ángel: Simple.
6. El camión: Típico, poco original.
7. El santo entierro: Medio pasable, original.
8. La bañera: Malo y muy corto.
9. La niña: Malo. Final muy malo por como está descrito.
10. 24 de Lincoln Avenue: Malo. Lejano parecido a Apartamento 16 de Adam Nevill.
11. Samuel: Malo muy malo, a rabiar de malo.
12: Destino: Malo y final muy tonto.
13. La Parca: Malo por su final.
14. Cuadros: Malo por el cambio de tema que se produce, de objetos malignos a fantasmas vengativos.
15. Miedo: Malo a rabiar.
16. Sueños: Medio pasable.
17. Suicidio: Medio interesante aunque el final casi se carga lo interesante que había sido.
18. Hogar, dulce hogar: Malo y final demasiado breve.
19. La habitación 66: Malo por su final.
20. Otro mundo: Malo malo.
21. Ginebra: Malo muy malo, desarrollo estaba bien, final no.
22. El hospital: Típico, aunque pasable.
23. El trampolín de la muerte: Malo a rabiar.
24. Truco o trato: Prometia pero final algo absurdo.
25. Dibujos: Interesante aunque los diálogos chirrían.
26. Premonición: Pasable.
27. Conexión: Malo por su final tonto.

Ya veis que donde he encontrado más problemas es al desenlace, realmente muchos de los relatos empezaban bastante bien, el desarrollo era más o menos bueno (en general más malo que bueno) pero luego llegabas al punto en que decías, ya está, se lo ha cargado. A veces por las frases finales, a veces las escenas con las que termina el relato... pero muchos finales me han hecho considerar malo el relato, porque si con lo que me quedo en realidad es con lo que termina y eso me ha decepcionado, pues poco más puedo hacer que pasar al siguiente o cerrar de una vez el libro.

En fin, no os cuento más sobre el libro de relatos, ya he dicho todo lo que tenía que decir sobre él, no lo puedo recomendar porque no lo considero bueno, quizá la autora ha mejorado en sus otros libros pero ya os digo que quizá deba cambiar de tema y dejar el terror, porque te deja la sensación de ser un quiero y no puedo. Leí que Laura había dicho: "Las historias de terror clásico no venden si no eres Stephen King", y espero que no sea un intento de compararse a King, que nos guste o no lleva muchos años haciendo disfrutar a sus lectores -entre los que me incluyo- y verdaderamente no sé si el terror clásico vende o no vende pero lo que no vende es el mal terror!


1 comentario:

  1. Menos mal que he leído tu reseña... Tenía el libro en las manos, porque viene este mes con la revista Enigmas, la cual suelo comprar. Este mes, gracias a tu reseña, compro únicamente la revista y me ahorro 3 euros (con libro vale 6). Perfecto, pues no estaba demasiado convencido al ver la portada y, mucho menos, sabía que eran relatos, lo cual ya me ha disgustado bastante porque, como dices, hay que ser muy buen@ para llegar con relatos.

    ResponderEliminar