29 de junio de 2016

El arte más íntimo - Poppy Z. Brite

Buenas!!

Hoy os quiero compartir mi opinión sobre un libro que he terminado hace poquitas horas, no ha sido en el escenario más adecuado -sea el que sea- debo confesar que me he llevado el iPad al gimnasio (como siempre, por otro lado) y lo he terminado ahí, en la cinta, acompasando los pasos según la intensidad del final, no es el sitio más adecuado es cierto, pero que queréis que haga, tengo que leer cuando puedo y quieras que no, cuando más concentrada estás en el libro menos te duelen las piernas!

Mientras leía algunas de las escenas del libro, me paraba a pensar que pensaría esa gente que como yo se levanta temprano para hacer ejercicio si supiera en lo que estaba metida, porque dudo que quién me viera pensara que estaba en medio de una tórrida escena de sexo y muerte que a todas luces acabaría en canibalismo...

En fin, desconfiad de quién está leyendo a vuestro lado, nunca se sabe que puede estar pensando.

Llegué a El arte más íntimo después de salir de Idyll, la ciudad me dejó una marca profunda y por ello, no podía pasar sin más a otro género más light, tenía que hacer una especie de recuperación y pensé que esta novela podría venirme bien, no me equivocaba.
Este historia a ratos es tan intensa como algunas de las escenas de Quiroga, pero también es menos brutal, más sosegada hasta cierto punto y por qué no, hasta está cargada de belleza y amor, si consigues meterte en la cabeza de Andrew, Jay o incluso Tran y Luke, pero estoy divagando, vamos a meternos en lo que nos atañe!


El arte más íntimo es la tercera novela de Brite, la primera fue La música de los vampiros y la segunda La llamada de la sangre, con estos títulos dan ganas de leer las dos, veremos... de momento empiezo con este libro publicado en 1996 y que quizá más que de terror, podríamos considerarlo gore.

¿De qué trata el libro?

En El arte más íntimo encontramos la historia de cuatro personajes, por un lado tenemos a Andrew Compton, para quién matar es un arte, que se encontrará con Jay Byrne otro asesino que llevará su arte al límite. Juntos elegirán a Tran. un chico vietnamita de una gran belleza y que acabarán considerando la víctima perfecta, éste involucrará a Lucas Randsom un locutor de radio enamorado del joven y que no sospecha como finalizará todo.


Mis impresiones sobre la novela

Debo destacar que la portada me ha gustado mucho, ya veis que se trata de varios pinceles y en medio de ellos un bisturí, está clara la relación con el título y con el contenido, el asesinato es el arte más íntimo.

Primero de todo tenemos que situar un poquito a los personajes y para ello intentaré no realizar spoilers, creo que en general no acostumbro a caer en ellos ni me parece difícil hacerlo, pero aquí si cuento mucho podríais deducir más de lo que toca y no quisiera estropearos algunas situaciones inquietantes que se dan en la novela pero que han ocurrido en la vida real.

Vamos a por una pregunta fácil (aunque no para todos), sabéis quién fue Dennis Nilsen y Jeffrey Dahmer?
Quizá el segundo sea más conocido por todos y mucho más, si os añado que fue conocido también como el Carnicero de Milwaukee... ¿a qué si? los dos hombres fueron asesinos en serie y en su vida se ha basado Brite para crear a Andrew (Nilsen se llama: Dennis ANDREW Nilsen) y Jay (basado en Dahmer), y una de las situaciones que ocurren hacia el final de la novela con Tran, es calcada a algo que sucedió entre Dahmer y el joven Konerak Sinthasomphone (y ahí lo dejo, si buscáis información sobre ello, vosotros mismos estaréis buscando el spoiler!).

Jeffrey Dahmer
 Si buscamos un poco sobre la vida de los dos asesinos después de leer el libro, veremos que hay muchas similitudes entre ellos y los dos asesinos del libro, sus motivos, lo que hacían con las víctimas, que buscaban, como los detuvieron... pero eso sí, buscad después de leer el libro!

Exquisite corpse (título original) es una novela coral ya que los cuatro personajes cuentan su parte de la historia, primero es una historia independiente unos de otros pero luego poco a poco se van juntando hasta que de cuatro líneas pasamos a una.
Hay una diferencia a la hora de narrar la historia, Andrew cuenta su historia en primera persona, eso lo hace interesante, descubrimos sus pensamientos y vivimos lo que él vive y siente, pero en el caso de los otros tres cuenta su historia un narrador omnisciente, que nos va situando donde quiere en el momento que quiere y eso se mantiene hasta el final de la novela.

El nexo de unión de todos ellos parece ser Tran, el joven americano de origen vietnamita procede de una familia tradicional que no ve con buenos ojos la vida del joven y que le abocan al desastre final, un final que parece estar marcado desde el primer momento, él mantuvo una relación con Lucas Ransom un locutor que se hace llamar Lush Rimbaud y que desde una emisora pirata se dedica a bombardear con música y frases insolentes a su público en su mayoría homosexual, es una persona que vive amargada desde que Tran desapareció de su vida y que en su desesperación por encontrarle, se cruzará con Andrew y Jay, quienes se sienten fascinados por el joven, considerándolo la víctima perfecta, alguien que interpreta perfectamente ese papel y que ha nacido para morir en sus manos.
Dennis Nilsen
Podríamos decir que El arte más íntimo incluye mucho amor en sus páginas, un amor insano quizá, pero amor al fin y al cabo, todos tenemos nuestra media naranja dicen, entonces ¿por que no iban a tenerla dos asesinos homosexuales, caníbales y necrófagos? Oye... verdad que si han encontrado ellos su persona, ¿no parece tan difícil que la encuentren los demás?

La historia transcurre inicialmente en Birmingham donde actuaba Andrew y luego le seguimos a Nueva Orleans, donde viven los otros tres personajes.
Nueva Orleans parece un sitio adecuado donde puede pasar de todo, está lleno de bares oscuros y decadentes, barrios llenos de personajes frívolos que sólo buscan sexo y alcohol, además nos situamos en un momento donde el Sida está empezando a causar estragos entre la comunidad homosexual, hay una especie de psicosis donde nadie sabe quién está infectado y todo el mundo puede ser portador, eso conlleva a una muerte dolorosa y en solitario, por ello parece contradictoria la libertad que hay a la hora de relacionarse con los demás, en bares y pubs, pero que luego se mezcla con la inquietud a la hora de pensar si esa persona puede estar infectada o no.

El arte más íntimo es un libro que se lee muy rápido, quizá en lo único donde nos detendremos un poco es en las torturas que en él se relatan y dependerá mucho de vuestro estómago, ya que son momentos de gran tensión y que se cuentan con todo lujo de detalles, entonces podremos llegar a imaginar la situación, lo que siente el asesino y lo que siente la víctima, aunque realmente no parece tan importante la víctima como el asesino, el mérito de Poppy es meternos tan de lleno en al mente de los asesinos, sobretodo Andrew, que llegamos a sentir empatía por ellos, deseas que nos les descubran y que puedan terminar con todo lo que tienen planeado. Nos encontramos descripciones muy realistas de los asesinatos, de las relaciones sexuales que mantienen los personajes entre ellos y con otras personas, de la preparación de los cuerpos, las torturas... pero también de la problemática homosexual, lo que tienen que sufrir los gays a diario, la problemática con el Sida, el ser o no seropositivo... viviremos escenas fuertes, escritas de forma muy directa y contadas con todo lujo de detalles, no es un libro tan fuerte como Idyll pero en algunas situaciones se le acerca bastante.

Lo mejor de toda la narración es el desarrollo de los personajes, como les llegamos a entender, tanto a los malos como a su víctima, es curioso como nos ponemos en su piel y cuando pensamos como Andrew queremos que Tran muera, pero cuando pensamos como Tran entendemos lo que siente, como lo único que está buscando es amor y cariño y porque se relaciona con quién lo hace, que maravilloso poder sentir lo que siente víctima y lo que siente el verdugo, un diez!

Para concluir, vosotros elegís, si os gusta el gore, probad el libro, si con el terror ya no os atrevéis, pues tampoco hace falta que apuntéis este libro en pendientes, de verdad que no os gustaría y seria un dinero malgastado. Por mi parte, me ha gustado (por si no lo habíais deducido) y no me  importará leer más libros de Brite. El problema como siempre viene luego, cuando decides hacia qué libro tirar... por mi parte cometí el error de seguir con La casa en el confín de la tierra, ya que no fue una buena novela para volver al terror, aunque ahora estoy terminando ya con La chica de la casa de al lado de Jack Ketchum, una novela que consigue dejarte con mal cuerpo, vamos... eso que muchos odian pero que a mí me acaba encantando! Al final, o me encierran o creo un grupo de Facebook xD

17 de junio de 2016

La casa en el confín de la tierra - William Hope Hodgson

Hoy quiero daros mi opinión sobre un libro que he leído recientemente: La casa en el confín de la tierra del autor inglés William Hope Hodgson, quién se considera uno de los maestros de H. P. Lovecraft. Esta novela se publicó en 1908, vamos hace la friolera de 108 años! Después de leer Idyll empecé y terminé El arte más íntimo de Poppy Z. Brite, pero la reseña la publicaré dentro de unos días... de momento, vamos a por este libro!

Se trata de una novela considerada de terror pero también incluye pinceladas de ciencia ficción debido al viaje que realiza el espíritu del escritor a lo largo del universo, ya veis que no es una novela de esas de casas encantadas al uso, pero ya os contaré en más detalle en los próximos párrafos.

¿De qué trata el libro?

Empieza la novela con la historia de dos hombres que están de vacaciones por Irlanda, estos encuentran de una manera bastante misteriosa un manuscrito sepultado entre las ruinas de una casa.
En el manuscrito, un narrador anónimo describe los hechos extraños que ha vivido dentro de su casa.

Mis impresiones 

No sé muy bien en que momento y por qué decidí hacerme con este libro, quizá fue su sugerente título, la idea de vivir noches tormentosas dentro de una horrible mansión llena de ruidos y fantasmas, quién sabe... Lo que tengo claro es que no fue su autor el que me llamó la atención ya que Hope Hodgson no es un autor conocido, pero no ya en nuestro país, hablo en general y quién le conoce normalmente es más por asociarlo con Lovecraft que no por sus propios escritos, entre los que destaca la trilogía donde encontramos entre libro -la trilogía del abismo- y en ella tendremos: Los botes del Glen Carrig (1907), La casa en el confín de la tierra (1908) y Los piratas fantasmas (1909), pero no penséis que se tienen que leer los tres libros para entenderlos, realmente se pueden leer de forma independiente ya que no hay un hilo conductor entre ellos, lo que les une es la manera de entender el terror, así pues, empezad por donde queráis y parad cuando os parezca! Personalmente, creo que empiezo y termino con éste...

El relato que encontramos dentro de la novela viene dentro de otro relato, el relato inicial es el de los viajeros que encuentran el manuscrito, después del hallazgo nos encontramos con el relato principal, el escrito por alguien que nunca nos desvela su nombre pero que se le da el nombre de el Recluso, pero aún hay más, la historia no está contada por los dos hombres que van de vacaciones, nos la cuenta el autor a nosotros, a través del escrito del Recluso escrito por los dos hombres, en fin, como dice el mismo autor, cuando leyó el manuscrito encontró "una historia grande metida dentro de otra más pequeña".

Eso es lo que mueve al autor a escribir, su pretexto es mostrar el diario encontrado y lo hace desvinculándose un poco de lo que ahí hay escrito para de esta forma darle veracidad, del palo: no lo digo yo, lo dice este señor anónimo. Por ello, se trata de un escrito en primera persona y es especialmente importante en esta novela ya que muchas veces podemos dudar de lo que dice el Recluso, llegamos a tener la sensación que todo lo que encontramos en el texto podría ser fruto de la imaginación del desconocido, que está desvariando mezclando fantasía con realidad, quién sabe, la única verdad que tenemos es la que encontramos escrita.

La novela tiene un ritmo bastante lento, sólo acelera un poquito cuando se producen momentos de lucha entre el narrador y unas extrañas bestias que aparecen del abismo. En esos momentos, es cuando más nos llega lo que en las páginas se describe debido a la facilidad de Hodgson para crear atmósferas angustiosas y claustrofóbicas, en durante estos momentos en los que nos sentimos en tensión, con la sensación de que algo está acechando, durante buena parte de la narración los momentos de calma sólo son una tensa espera para lo que va a ocurrir en breve.
Pero una vez termina la parte de la lucha con las criaturas empieza una parte mucho más densa, la que narra como el espíritu del autor está durante miles de años encerrado en la casa viendo como finaliza el mundo, aquí es donde el libro se me ha hecho interminable y aburrido.
De verdad que veo el mérito del escritor para narrar todo tal como lo hace, como nos presenta la muerte de todo lo conocido y el nacimiento de algo nuevo, pero se me hace duro de leer, sólo estaba esperando el momento en que todo finalizara y avanzara en otra dirección, por ello digo que no leeré los otros libros de la trilogía, no me apetece torturarme de esta manera.

No estamos frente una novela larga, algo más de 200 páginas que a pesar de la lentitud de algunas partes, podemos tener acabada en un par de días... podría decir que en uno, pero es que necesite mezclarlo con lecturas más ágiles para avanzar hasta el final.

Otro aspecto algo desconcertante del estilo del escritor es la aparición de detalles que aparecen de forma abrupta, como por ejemplo, el hecho de que en el pasado tuvo una amada, no sé, estábamos en medio de una situación tensa y de golpe te viene con lo de su amada y te preguntas: ¿a qué viene esto?, es como si de alguna manera tuviera que aparecer para justificar un desenlace posterior y lo dejo caer ahí en medio, no sé es raro. A veces el escrito es algo confuso, es verdad que puede querer representar la confusión en la mente del Recluso, pero a veces se hace complicado de seguir y eso aún perjudica más la lectura.

En fin. ya veis que a mí no me ha convencido, pero influye mucho el que yo sea mil veces más de terror que de Sci-Fi y aunque aprecio la excelente ambientación, entiendo que no está escrito para producir miedo, más bien para crear un contexto donde sea posible el viaje astral que realiza el narrador y donde el viaje a través del tiempo y el espacio no aparezca de la nada, simplemente se presenta la casa como el escenario donde todo puede ocurrir, desde la aparición de horribles bestias que se parecen más de lo que queremos aceptar al  hombre hasta viajes imposibles que nos harán pensar en el fin del mundo.

Por lo anterior, si os gusta Lovecraft y su estilo, no podéis dejar de leer la obra de este autor, un gran desconocido en nuestro país, alguien que merece ser recordado por sus textos y no por ser citado por otros autores... pero no esperéis casas encantadas al uso, llenas de fantasmas, ruidos y demás, vamos, ese libro que yo andaba buscando y que no he encontrado en La casa en el confín de la tierra.


Ya para finalizar... deciros que hay un cómic basado en el libro de Hope Hodgson, quizá os interese haceros con él!

Quizá sea interesante ver representadas las criaturas que aparecen en la narración así como el viaje a través del espacio y el tiempo que se cuenta con todo lujo de detalles en el libro.

9 de junio de 2016

Idyll - Elio Quiroga

Hoy os quiero contar mis impresiones de la primera novela que he leído de Elio Quiroga: Idyll. Es uno de esos libros que no voy a olvidar fácilmente y lo digo para bien! Aunque me está haciendo difícil elegir el libro que seguirá a su historia, ya que después de la intensidad con que está escrito es probable que cualquier cosa me parezca poco...

Para empezar os voy a hablar de dos cosas que hacen diferente a la edición en papel de la digital, y sale ganando la digital. La portada de la edición en papel es la siguiente:





Me parece una portada bonita pero para otro libro... exactamente ¿qué tiene que ver esta portada con el contenido del libro? pues yo diría que ¡nada! 
Tiene un aire a El pueblo de los malditos por lo rubio del pelo, al tratarse de niños pero nada tiene que ver con la historia y aunque podría pensarse los niños no son los protagonistas...



Por todo ello, un error de portada, bonita pero no adecuada y supongo que no debo ser la única que lo piensa cuando en la edición digital la portada es diferente:



¿Veis? Igual no es tan llamativa como la anterior, pero si te paras un momento a observarla ya te quedas con la idea de que la sangre está escondida, debajo de la tierra y en la superficie en cambio todo es blanco y bonito. Por ello, mucho más adecuada esta segunda.

Y vamos a lo segundo y a lo peor del libro: los errores ortográficos y de puntuación, los intercambios de nombres... y para muestra, la sinopsis:

Idyll es una microciudad residencial de auténtico ensueño, con casas con jardín perfectamente cuidado y repleta de vecinos sonrientes y felices, de la que se está haciendo una promoción a la que únicamente tienen acceso unos pocos afortunados de clase alta.

Karen tiene 13 años y es hija de un matrimonio que ha tenido la suerte de ser aceptados para vivir es este paraíso, aislado por un valle de la capital del Estado, así que tras una mudanza comienza a disfrutar del confort y las posibilidades del lugar. Todo es maravilloso o, al menos, lo es hasta que todo se tuerce cuando Karen empieza a sufrir unas extrañas visitas nocturnas, y descubre la espantosa verdad de la ciudad y de sus vecinos.



Pues no... Karen no es la hija del matrimonio, es la madre; la hija se llama Beth y no tiene 13 años sino 16 y tampoco hace falta avanzar mucho para ver que ahí hay alguna cosa que no cuadra! El intercambio entre Beth y Karen se produce un par de veces más a lo largo de la lectura, eso sí, la descripción que encontramos en Amazon es correcta o sea que esos errores -deduzco- se han ido solucionando, como se ha hecho con la portada. Por si queréis comprar el libro, podéis clicar aquí.



El resto de la sinopsis está bien, o sea que esta vez no haré mi propio resumen del libro, sino que optaré por el que aparece en la contraportada del libro y que me ha servido tan bien para enseñar esos problemas de corrección pero la dejo bien corregida:

¿De qué trata el libro?



Idyll es una microciudad residencial de auténtico ensueño, con casas con jardín perfectamente cuidado y repleta de vecinos sonrientes y felices, de la que se está haciendo una promoción a la que únicamente tienen acceso unos pocos afortunados de clase alta.

Beth tiene 16 años y es hija de un matrimonio que ha tenido la suerte de ser aceptados para vivir es este paraíso, aislado por un valle de la capital del Estado, así que tras una mudanza comienza a disfrutar del confort y las posibilidades del lugar. Todo es maravilloso o, al menos, lo es hasta que todo se tuerce cuando Beth empieza a sufrir unas extrañas visitas nocturnas, y descubre la espantosa verdad de la ciudad y de sus vecinos.




Mis impresiones



Después de la lectura de Idyll podría comparar el libro con algunas películas parecidas pero reconozco que nunca había leído nadaigual, eso sólo puede significar que me queda mucho por leer ya que debo confesar que me ha encantado! Ahora es cuestión de preguntarse que clase de problema debo tener para que una novela de este estilo me guste y la llegue a disfrutar tanto.

Yo creo que las personas que disfrutamos del terror y del gore, ya sea a través de una buena película o un buen libro estamos bastante curados de espantos, tenemos otro tipo de estómago y a medida que vemos y vemos, pocas cosas nos sorprenden y cada vez necesitamos más para producirnos algún tipo de sensación, supongo que es como una droga, cada vez necesitamos más cantidad y/o calidad para conseguir el mismo efecto.
Y lo que más valoro de ua historia es que me produzca sensaciones, que note que su lectura me ha provocado algo y eso en mi caso sólo se produce con el terror o el gore, puedo disfrutar con una novela negra pero en cuanto la cierro ahí acaba, pero Idyll con su contenido fuerte, impactante, no nos deja indiferentes, estamos frente a un libro que nos hace sentir, a veces cosas buenas -no muchas veces- a veces cosas malas, pero sentimos y sentir es sinónimo de estar vivo, no hablamos sólo de entretenimiento sino de sentimientos.

Es una novela para todos los públicos? No, para nada!!! De hecho, diría que es para un público más bien minoritario. En la portada nos encontramos la advertencia de que deben leerlo los mayores de 18 años debido a que contiene escenas de violencia extrema y sexo explícito, la mayoría de las veces es una frase que sobra pero no es el caso, Idyll no deberían leerlo personas sensibles, entiéndase por sensibles aquellas que no soportan la sangre, las vísceras, el dolor ajeno... en definitiva, creo que vosotr@s sabéis si sois así o no y debéis decidir si probáis o no con la novela.


Quiroga con este paraíso que ha creado, nos da pinceladas del mal que se esconde en las personas y nuestra mente hace el resto, nada que pueda escribir será peor que lo que podamos llegar a imaginar y vamos a ser realistas, nunca será peor que la realidad, porqué podemos mirar para otro lado, cerrar el libro y no volver a abrirlo jamás, mandarlo a la nube y nunca más descargarlo pero eso no quitará que lo que sucede realmente es peor que lo que ahí encontremos, o somos tan hipócritas que pensamos que si no lo sabemos no está pasando? Por ello os digo, que a pesar de que algunas escenas son muy muy explícitas y poco puede hacer nuestra imaginación más que seguir la pautas del autor, otras en cambio nos dan sólo una pincelada, un contexto donde ocurre una acción y nosotros podemos añadir lo que falta, dejando totalmente libre nuestro lado más macabro.


A lo largo de las muchísimas hojas que tiene el libro (en mi iPad algo más de 1000 con mapas y anotaciones) descubriremos lo que pasa en las tranquilas calles del pueblo con el que sueñan todos los americanos (¿a que sí George Clooney?) y el mundo entero, viviremos violaciones, asesinatos y vejaciones de todo tipo, snuff, sexo variado (BDSM, coprofagia, necrofilia...) y siempre tenemos presente que en el momento en que nosotros estamos presenciando una cosa en concreto, en el resto de casas seguro que cosas peores se están produciendo. ¿Os morís por leerlo o no lo tocarías ni con un palo?

Confieso que en ningún momento sentí deseos de abandonar su lectura, todo lo contrario, me moría por seguir pero a la vez me moría para que no acabara nunca!

Estamos frente a una novela salvaje, perturbadora, perversa y que a su vez está bien escrita. Hay tres partes muy  bien diferenciadas que aunque no quisiera deberíamos llamar: Cielo, Purgatorio e Infierno, siendo en la primera donde conocemos la ciudad, todo transcurre a un ritmo algo lento, descriptivo, conocemos a los personajes, sus historias y como funciona el nuevo mundo. En la segunda parte el ritmo aumenta, lo sentimos en nuestra piel, las cosas avanzan rápidamente aunque no sabemos muy bien hacia donde y finalmente en la parte final se produce el desenlace. aunque a medida que vamos llegando ya vamos atando cabos y quieras que no, la explicación final nos la imaginamos, a pesar de ello no es una novela simple que se limita a hilvanar escena brutal tras escena brutal, todo ocurre por algún motivo y ese nos será desvelado, a pesar de que como os digo se intuye a medida que vamos leyendo.


Si con todo esto no hemos tenido suficiente tenemos un bonus final, una cuarta parte donde se nos presentan varios extractos con algunas técnicas empleadas por residentes de Idyll, es una parte que podríamos saltarnos ya que se lee independientemente de la historia, pero a mí me ha gustado mucho y no me hubiera importado si hubiera encontrado más capítulos.

Entre parte y parte, tenemos también los interludios, en ellos encontramos entrevistas al alcalde y promotor de la ciudad idílica, también ensayos escolares de chic@s de la ciudad, viñetas cómicas... todo esto adereza el mundo de Idyll, lo hace incluso más real y nos hace cambiar un poco de registro, dejar algo de lado la historia principal y desviarnos sólo un poquito, es como un oasis -sangriento- dentro de la sangre y los fluidos varios de los que nuestra ropa seguro ha quedado salpicada.

En definitiva, un libro que he disfrutado pero que no recomendaría a nadie de mi alrededor! Ya sé que es fuerte decir eso pero... CREO que si la gente que me conoce fuera de este mundo virtual empezara a leer esta novela me mirarían raro y pensarían que algo no debe funcionar demasiado bien dentro de mí (o quizá me equivoco y estarían encantados), aunqnue quizá sea verdad y algo no funciona con normalidad, porque si el cerebro de los asesinos funciona diferente porque no el de lectores de cosas tan salvajes? Pero a vosotros lectores que no me conocéis si puedo recomendaros el libro siempre y cuando vuestro estómago aguante lo que le echen! y lo que le van a echar lo va a poner a prueba, será escatológico, asqueroso a veces y quizá ¿excitante? Quizá descubráis algo de vosotros mismos que desconocíais, quizá Elio Quiroga con su provocativa novela os despierta algo dentro y tengáis que convivir con ello el resto de vuestra existencia!


Ahhhh y realmente acabo ya... ¡los grupos musicales que en el libro aparecen! Siempre intento escuchar algo de la música que aparece en los libros, almenos la busco y la pongo, respecto a Idyll, he disfrutado más conociendo a los grupos que escuchando su música (lo siento pero soy más de heavy que no de Death metal), son historias fascinantes que se adaptan muy bien a lo que vamos leyendo!





5 de junio de 2016

The Ring - Koji Suzuki

Muchos libros me quedan por reseñar, por ello puedo elegir un poco el orden a seguir y en esta tarde soleada de domingo me apetece hablaros de The Ring, la novela de Koji Suzuki.


Seguro que os suena y más cuando miráis la portada del libro, y es que después del libro se han hecho varias adaptaciones para la gran pantalla, por un lado tenemos la "mejor": la versión japonesa y luego la americana, considerada "peor", aunque está claro que eso va a gusto del consumidor, por mi parte he visto las dos y aunque miedo no dan, sí que he disfrutado mucho con el personaje de Sadako... lo de sentir miedo también es relativo, ojalá encontrara alguna película que llegara a provocármelo!

The Ring o Ringu es una novela que se publicó en 1991 y de la que su autor escribió una continuación: Spiral (1995) que supongo que acabaré leyendo en algún momento. 

¿De qué va el libro?

Aunque seguro que os suena, ¡vamos allá! Cuatro adolescentes mueren misteriosamente, un periodista y tío de una de las chicas decide investigarlo.
Sus pesquisas le llevan a unos apartamentos donde estuvieron los chicos una semana antes de morir y ahí encuentra una espeluznante cinta de vídeo que finaliza con una frase: 

"Aquellos que hayan visto estas imágenes están condenados a morir a esta misma hora exactamente dentro de una semana. Si no desea morir, tiene que seguir estas instrucciones al pie de la letra..."

Asakawa tendrá que buscar rápidamente como sigue esta instrucción para poder sobrevivir a la maldición y más después de que por su culpa otras personas vean la cinta. 


Diferencias entre el libro y la película

Hay bastantes diferencias entre uno y otro, por ejemplo en el libro Asakawa es un hombre y en los films es una mujer, pero sobretodo lo que más me sorprendió es el peso de la maldad de Sadako, en el libro no digo que sea buena, pero las películas le dan mucho más poder, más maldad y vamos, que buscan que gritemos nada más verla, está claro que en el film la mala malísima es ella, y en el libro... bueno, no os voy a desvelar que descubrimos al final del libro, tendréis que leerlo para saber el por qué de todo!

Mis impresiones sobre el libro

Debo decir para empezar que el libro me ha gustado! No llega a las 300 páginas y se me ha hecho incluso corto, a pesar de algunas descripciones me han resultado un pelín pesadas. El libro está dividido en 4 partes: Otoño, Tierras Altas, Ráfagas y Ondas y está escrito en tercera persona por un narrador omnisciente.

Asakawa es un buen periodista y como tal desarrolla bastante bien la investigación que deberá llevarle a poder salvar su vida, es verdad que cuenta con la ayuda de dos personas que le van marcando un poco el camino, es interesante ver como poco a poco sin casi información llegamos a desvelar el secreto de Sadako y de la cinta de VHS, acabaremos sabiendo quién la graba, de donde sale, el por qué de la maldición y aunque algunos cabos quedan algo en el aire, no entorpecen el desenlace final.

Suzuki gradúa muy bien la información que vamos recibiendo, de esta manera consigue mantener nuestro interés en la novela pero sobretodo la tensión, encontrarnos con una cuenta atrás de una semana hace que leamos más deprisa, es como que queremos desvelar el misterio antes de que finalice el plazo y eso convierte la lectura en algo agobiante, notamos como el final persigue al periodista y a aquellos que han visto la cinta.

Es un libro que se lee bastante rápido, es de ágil lectura, con muchos diálogos y pocas florituras, eso sí... a veces las descripciones podrían haberse acortado y la investigación nos lleva de un lado a otro cuando quizá no deberíamos habernos movido... pero bueno, es parte de la historia y para descubrir lo que ocurrió en el pasado tenemos que viajar. Muchas localizaciones que visitamos las he ido buscando por Internet, siempre acostumbro a tener en el iPad muchas ventanas abiertas con cosas de las novelas que leo, por ejemplo con Stephen King o Joe Hill, acabo con muchas ventanas de coches y motos, en el caso de esta novela, tenía muchas imágenes abiertas, eso quieras que no, a parte de aumentar mis conocimientos sobre cosas que son de lo más raras (mejor no os cuento lo que he aprendido sobre cosas más macabras) también hace que sienta más cercana la historia, es cierto que conozco poco de donde ocurre la historia, pero a medida que avanzaba me iba haciendo una idea de los lugares recorridos.

Nos encontramos con una buena caracterización de los personajes masculinos, realmente a parte de la mujer del periodista y la amiga del profesor que le ayuda no hay más mujeres en la novela, y su peso es más bien escaso, es algo que me pareció un poco sorprendente, es verdad que tenemos a Sadako pero eso es otro cantar.
Su mujer incluso, es retratada como alguien sumiso y casi sometida al marido, a sus decisiones, no quiere saber nada de lo que ocurre, sólo confía en que el hombre solucione el problema, eso reconozco que me ha dado mucha rabia, no soporto esta caracterización de las mujeres como seres sin una entidad propia a no ser que tengan un marido al lado!

Es verdad que los que hayamos visto alguna de las películas o las dos, empezaremos la lectura condicionados, esperamos ciertas cosas y algunos de los misterios ya los conocemos (por ejemplo, como se rompe la maldición), pero el por qué de todo es diferente en uno y otro, como decía cuando hablaba de las diferencias en las películas le dan mucho poder a Sadako y la convierten en un ser malvado que viene a vengarse del mundo, pero en el libro el origen de todo es diferente, es incluso algo más simple y natural, una teoría que está muy bien explicada y que llegó a sorprenderme cuando vi las implicaciones que tenía; en lugar de centrarnos en la maldad, la novela se centra más en la lucha a contrarreloj del periodista y Ryuji, su amigo del instituto, para detener la maldición eso es lo que nos produce la opresión para llegar a resolver el enigma, el libro por ello, tiene más matices y no es tan sobrenatural como las pelis.

Lo peor de todo es lo obsoleto que parece una cinta de VHS ahora, es un libro de 1991 y aunque parece mentira, si miramos atrás ahí no existía la tecnología de ahora, tenemos que situarnos en una época sin móviles, sin pendrive, sin muchísimos avances que hay ahora, en fin, en unos años es probable que quién lea el libro tenga que buscar en internet que demonios es eso de la cinta de vídeo.

Así pues, os recomiendo su lectura a pesar de que hayáis visto las adaptaciones que se han hecho, os sorprenderá su desarrollo y como se resuelve el misterio de Sadako. Es un libro que no os ocupará mucho tiempo de lectura y que leeréis de forma bastante rápida y seguro que opresiva, cuando cerréis finalmente el misterio, respiraréis mucho mejor!