30 de noviembre de 2016

La lotería - Shirley Jackson

Buenooooo, decía en mi entrada de Siempre hemos vivido en el castillo que quería leer de esta autora La lotería y mira, al final una tarde aburrida de sábado le dediqué 30 minutos (dudo que fueran más) al relato.

De todos los libros que he leído de Jackson creo que éste es el que más me ha gustado, Haunting of Hill House fue el primero y quizá el que más me decepcionó, no acabo de entender como se considera tan bueno, es de los pocos que he disfrutado más con la película que con el libro. Después vino el de Siempre hemos vivido en el castillo que fue un sí pero no y al final, con este relato he encontrado algo que me ha gustado de inicio a fin.



Por cierto que una vez leído el libro, no acabo de entender la elección de la portada... ni tampoco porqué el subtítulo es Aventuras del amante diablo... es de esas decisiones editoriales que no se acaban de entender!

De qué trata el relato?

El 27 de junio, en un pueblo de no más de 300 habitantes, se lleva a cabo una lotería desde hace más años de los que se pueda recordar. En la plaza se reúnen hombres, mujeres y niños que esperan ver quién es la persona afortunada que gana el sorteo, saben cual es el "premio" y que si quieren una buena cosecha, éste macabro ritual debe seguir realizándose.

Este relato fue publicado el 26 de junio de 1948, un día antes de que el ritual del libro se realizara.

Mis impresiones

Debo decir que a mí las actuaciones grupales siempre me han fascinado, que un colectivo se ponga de acuerdo para emprender una acción me parece muy interesante y si es para algo bueno lo puedo entender -casi- sin problemas, pero cuando es para algo tan macabro como lo que ocurre en La lotería me parece aún más digno de estudio, me gustaría saber que mueve realmente la consciencia de masa, dejando de lado el individualismo y la propia libertad para adaptarse a la colectividad y eso es lo que encontramos en este relato de no más de 30 páginas.



La lotería se desarrolla en verano y tiene su lógica porque a lo largo de los años muchos han sido los rituales realizados para favorecer las cosechas y ese es el miedo a la hora de abandonarlos, quizá suprimir una tradición puede llevar a que la recogida de grano sea mala y eso acarrearía problemas de hambruna, entonces, ¿cómo alguien puede ni siquiera pensar en no llevar a cabo esa importante tradición? y si eso pasara, ya están los más ancianos del lugar para recordar a los jóvenes que puede ocurrir si no se cumple con lo que toca. Realmente este relato podría haberse escrito hace dos días y le encontraríamos paralelismos con la sociedad actual, donde se mantienen tradiciones bárbaras, defendidas por unos pocos basándose en que son cultura y que siempre se han realizado. 

Así pues, la persona no tiene nada que decir, debe acatar lo que el pueblo decide y si ya nos adentramos en lo leído, quién tiene aún menos voz y voto es la mujer, eso queda reflejado perfectamente en una escena donde una de las vecinas del pueblo llega algo tarde a la lotería porque tiene que dejar los platos fregados, algo que cuando leí me hizo hervir la sangre! Pero no sólo por este detalle, son los hombres quienes tienen el destino de la familia en sus manos y excepto en alguna ocasión, ellos marcan al ganador del ritual.

Es un libro fácil de leer, que nos ocupará menos de una hora, que cuando empecemos no podremos dejar y seguro que durante un rato pensaremos en aquello leído, e incluso puede que perdure durante bastante tiempo en nuestra memoria. No es un relato de terror o no al uso, no hay elementos sobrenaturales que nos lleguen a asustar, en La lotería lo que da miedo es el ser humano pero no esas personas que consideramos malas, al contrario, las personas que nos asustan son "normales", podrían ser nuestros vecinos o nosotros mismos y si encontraramos la suficiente justificación, quizá actuáramos igual sin vacilar, ¡quién sabe!

Es una historia que vale la pena leer, no nos robará mucho tiempo y deja un buen sabor de boca, ya os digo, de momento de lo que he leído de Jackson es lo que más he disfrutado. Es verdad que no es algo que a día de hoy nos puede sorprender, incluso podríamos pensar que el argumento es algo pueril, pero como siempre debemos intentar contextualizar el momento en qué fue publicado y precisamente se armó un cierto revuelo con lo que en el relato se cuenta, vamos, que es ahora que ya nada nos sorprende ni impacta, nos hemos habituado a la muerte en directo y un ritual macabro no podrá llegarnos de la misma manera que lo hizo cuando fue publicado, pero no por ello le tenemos que quitar mérito, dicho de otro modo, la culpa no es del relato, es nuestra!

En fin, a pesar de que se considera a la escritora una de las grandes novelistas americanas, que influenció a King o Matheson... pues que queréis que os diga, después de tres historias leídas, no debería seguir leyendo sus libros ya que el resultado es desigual, sólo me ha gustado uno de tres y quizá es porque es corto... si fuera una de sus historias largas, ya veríamos!

25 de noviembre de 2016

Siempre hemos vivido en el castillo - Shirley Jackson

Vengo hoy con otra lectura conjunta, esta vez organizada por un grupo en Goodreads (La cafetería de Audrey), se nos agrupó por temas y a mí me tocaron los Psicópatas, que cosas tiene la vida... A pesar de ser cuatro chicas en total, sólo dos hemos aportado libros para la lectura, por mi parte decidí proponer Piercing de Ryū Murakami y la otra chica propuso Siempre hemos vivido en el castillo, la verdad es que me hizo gracia volver a leer algo de Shirley Jakson (aunque habría preferido que fuera La lotería pero igual no entraría dentro de este subgénero...).




De qué trata el libro?

Merricat tiene dieciocho años y vive junto a su hermana Constance y su tío Julián en la mansión Blackwood. Hace años algo horrible ocurrió y el resto de la familia murió envenenada, debido a ello Constance vive recluida en su casa y el tío presenta secuelas físicas y mentales.
Merricat vive feliz con su gato excepto por los viajes que debe realizar al pueblo, donde sufre las vejaciones del resto de habitantes.
Es una novela que se publicó en 1962.

Mis impresiones

Merricat es quién nos cuenta la historia de Siempre hemos vivido en el castillo y lo hace a su manera, ella explica lo que nos quiere explicar y aunque a nosotros, los lectores, nos gustaría conocer más del pasado o del presente, tenemos que conformarnos con lo que ella no da y lo que no sabemos lo tenemos que imaginar y confirmarlo -o no- a posteriori. A través de sus ojos vemos el mundo que les rodea, como quiere evitar a toda costa que se produzcan cambios a su alrededor y como para conseguirlo realiza pequeños actos mágicos, nos cuenta que quiere conseguir con ellos y las consecuencias que tiene cuando no los realiza correctamente.

Es una chica extraña, ambigua y compleja, que lo explica todo de una forma bastante infantil pero que controla a su manera todo lo que ocurre en la casa, su hermana Constance está siempre pendiente de ella y de sus caprichos y eso no hace más que aumentar su dependencia y sus ganas de que todo quede como está. En algunos momentos la forma de comportarse de Merricat da una cierta rabia, dan ganas de zarandearla un poco a ver si reacciona y deja los rituales y asume la situación en la que viven, lo que ha ocurrido y lo que está por ocurrir, que asuma su papel en los problemas que las rodean, en fin, que madure de una vez, pero también acabaríamos zarandeando a Constance por dejarla permanecer así y envolverla en algodones, aunque visto lo que sucede a posteriori, igual es mejor que la hermana pequeña no se enfade.

Los personajes están bien desarrollados, más que el aspecto físico la autora se ha centrado en dotarlos de una particular personalidad, centrándose sobretodo en las dos hermanas, aunque el tío Julián tampoco se queda corto. 

Es una historia fácil de leer, donde a pesar de intuir desde el principio qué ocurrió la noche del envenenamiento queremos seguir leyendo y ver que es lo siguiente que ocurrirá. Jackson crea un buen contexto y una buena ambientación, recreándose bastante en la casa, en su pasado e historia pero, se lee con placer y ayuda a que vayamos situando las diferentes escenas. 

No es una historia de terror ni de psicópatas al uso, es una historia donde lo que estremece son las palabras y la forma en que se cuenta la historia, pero no recibiremos ningún susto ni siquiera notaremos una cierta angustia.

Es apta para todos los públicos, careciendo de sangre, vísceras, asesinatos... vaya, que cualquier estómago sensible puede empezar la historia sin ningún temor, sabiendo que lo único que puede llegar a producirle temor es aquello que se imagine. Realmente asistimos a la vida cotidiana de la familia, como organizan la casa, las comidas, como se desarrollan las relaciones entre los diferentes miembros y la gente del pueblo o los que llegan a visitarles, sean familia o amigos, es una novela donde no hay casi acción y todo transcurre de forma apasible, lenta y sin -casi- sobresaltos, esto contrasta con la idea que tenemos al empezar la historia.

Debo decir que me ha gustado, si bien a veces Merricat me sacaba un poquito de quicio por su forma infantil de actuar y por esa resistencia ferrea al cambio. No es una novela que hubiera leído por voluntad propia y por eso ha estado bien que la propusiera otra persona, gracias a la lectura conjunta he descubierto no sólo este libro sino también el que yo propuse y que os contaré -con suerte- en próximas entradas.

18 de noviembre de 2016

El Pistolero - Stephen King

Cómo ya os conté en una entrada anterior, hemos estado realizado una lectura conjunta de la saga La Torre Oscura de Stephen King, de momento ya hemos terminado el primero: El Pistolero y pronto empezaremos con el segundo libro, por lo que si queréis aún estáis a tiempo de apuntaros con el segundo... de momento, os dejo mi reseña del primero.



De qué trata el libro?

En un mundo parecido al viejo oeste, el Pistolero persigue sin tregua al hombre oscuro, atraparle es el primer paso para llegar a la Torre Oscura.
A lo largo del viaje, iremos encontrando diferentes personajes que acompañarán a nuestro hombre, entre ellos el joven Jake, un niño que murió en su época y gracias a la diversidad de mundos aparece en el del Pistolero.
El libro finalizará con la reunión entre los dos hombres y el de negro le revelará cual es el siguiente paso para llegar a su destino.

La historia está basada en el poema de Robert Browning: Childe Roland to the Dark Tower Came.



Mis impresiones

El libro fue publicado en 1982 y se llamaba La hierba del diablo, a posteriori fue revisado y pasó a llamarse El pistolero y como muchos ya sabéis es el primer libro de los que componen La Torre Oscura, la obra más extensa de King.

Me ha costado muchos años decidirme a leerla, soy una persona poco constante y tener que volver una y otras vez a la misma historia me cuesta horrores y más teniendo muchísimos otros libros esperando, pero no sé, ha llegado el momento y leeré todos los que pueda antes de apartarla durante muchos años más (o terminarla ansiosamente).

No es un libro largo pero sí se me hizo algo difícil de leer, no es una lectura fácil y que podamos tener terminada en un par de días, el uso de palabras rebuscadas tampoco ayuda a un rápido avance y creo que a los que seguimos al autor nos sorprende como está escrito, parece como si King eligiera las palabras con sumo cuidado, buscando la más adecuada pero también la más rara, como si esto aportara calidad literaria al libro y es algo raro en él, nos puede parecer más un ejercicio literario que el inicio de una larga obra...
La trama principal, la búsqueda del hombre oscuro y la Torre, se ve interrumpida por algunos flashbacks que nos ayudarán a hacernos una idea de con quién estamos tratando y a conocer una parte de su pasado. Es difícil no ver a una especie de Clint Eastwood en la figura del pistolero, siempre tan recto y fiel a su Torre, capaz de sacrificar lo que sea y a quién sea para llegar a ella, sin pensar en las consecuencias que eso conllevará.



No encontramos muchos personajes a lo largo de la historia, el que carga con el peso de la novela es el pistolero, del que se intenta eliminar todos los sentimientos, convertirlo en alguien frío, casi sin corazón. Otros serán los que sentirán y actuarán conforme a sus sentimientos, pero siempre con la idea de que está todo decidido y no  importa lo que hagan ya que todo está escrito.
Así pues, no esperemos encontrar tampoco una gran caracterización de los personajes, una parte físico y otra psicológica bien desarrollada, realmente al terminar las casi 300 páginas del libro, descubriremos con horror lo poco que conocemos al protagonista, todas las lagunas de su pasado y lo que le depara el futuro y... fuf, es mejor no pensar en ello y seguir con la historia que ha desarrollado Stephen King a lo largo de todos estos años.

La novela tiene una cierta carga de pesimismo, el no poder hacer nada para evitar el destino y realmente todo acaba ocurriendo como está escrito.
No es una novela con un ritmo rápido pero tiene sus escenas de acción, en esos momentos notamos como crece la tensión a pesar de la calma del protagonista. Pero en general el ritmo es bastante lento y hay momentos en que tenemos que armarnos de paciencia porque se hace aburrido.
Otro aspecto que nos parecerá raro en el autor son las explicaciones algo recargadas que hace, estamos acostumbrados a poder leer sus libros casi de corrido, volando por sus descripciones directas y concisas, aquí en cambio, nos detenemos a contemplar el paisaje, las hierbas, las casas, las personas... no es que no me guste leer libros así, pero es que es como si lo hubiera escrito otra persona, alguien muy preocupado por hacerlo bien y parecer un buen escritor.

Los cambios de escenario pueden llegar a agobiarnos un poco, por suerte hay algunos momentos en que algo parece interrumpir el aburrimiento de la persecución y la presencia de Jake lo vuelve todo un poco mejor, más interesante y triste a la vez.

No es una novela para iniciarse con King! Es la primera de una larga serie para la que casi diría que debemos estar preparados, a lo largo de los libros seguro que nuestro interés decae y nos enfrentaremos a momentos de más y menos tensión, más o menos aburridos, pero bueno, el camino a la Torre es largo y debemos enfrentarnos a él como lo hace el Pistolero, como si no tuviéramos más elección que seguir adelante (al menos hasta que decidamos que sigue valiendo la pena seguir adelante).

Mi consejo es que no nos centremos en aquello que nos rechine un poco, si no entendemos una palabra o exactamente el contexto, lo podemos volver a leer para encontrarle significado pero es mejor avanzar y dejar que las cosas vayan tomando sentido poco a poco, aquello que nos dificulte el camino realmente no tiene demasiada importancia para el desarrollo de la historia, así pues, no vale la pena agobiarnos y ya es una historia algo enrevesada como para intentar encontrarle un sentido en el primer volumen.



Este libro dejará muchos interrogantes que sólo conseguiremos cerrar cuando vayamos avanzando en su lectura, de momento tenemos que tomarlo como lo que es: una introducción al mundo del Pistolero y su Santo Grial: La Torre Oscura y podemos elaborar tantas hipótesis como queramos, quizá acertemos, quizá no, todo se verá con el tiempo y con el pasar de los diferentes libros.

En resumen, es un libro que me ha costado empezar y me ha costado leer, no es largo pero para mí lo ha sido y eso que iba con ganas e ilusión... espero que los que le siguen sean mejores y consigan engancharme un poco más!