7 de diciembre de 2016

Los pequeños macabros - Edward Gorey

Hoy quiero enseñaros una pequeña joya que "leí" el sábado, creo que invertí en Pequeños Macabros alrededor de media hora, siendo muy muy generosa y mirando las ilustraciones varias veces...



Los pequeños macabros nos habla de muertes infantiles contadas en forma de abecedario, vemos 26 muertes de niños, todas ellas diferentes: por atragantamiento, asfixiados por alfombras, por las llamas, los osos...

La portada es bastante inquietante, en ella vemos a la Muerte que mantiene bajo su paraguas a los niños que han muerto en las diferentes ilustraciones, ella parece mirarnos y sonreír y eso contrasta con la expresión vacía de los chicos, es la misma que tienen mientras mueren de las formas más horribles y muchas veces, originales.

Gorey fue un escritor e ilustrador que cuenta con más de un centenar de libros, sus dibujos son oscuros, crueles, macabros y que nos transmiten una gran sensación de soledad, en cada ilustración el niño es un elemento muy pequeño en medio de una habitación vacía, de un prado, un lago...


Es un libro de relatos, muy corto y muy directo, y quién dice relatos dice a frase por ilustración. Es difícil de clasificar, podríamos llamarlo cuento ilustrado o cuento de terror o libro de ilustraciones... pero le pongamos la etiqueta que le pongamos, no deja de ser un librito interesante de hojear. 


Me ha parecido un buen libro para conocer al ilustrador, esa mezcla de blanco y negro, con los trazos muy marcados, esos rostros infantiles, blancos, asumiendo su muerte sin poder hacer nada por evitarla, todo muy macabro y a la vez muy interesante, creo que somos incapaces de parar y dejar de pasar hoja tras hoja.

Para finalizar, de todas las muertes, os dejo con mi preferida, la de Neville: 

¿Qué muerte puede ser peor que la de morir por hastío?

5 de diciembre de 2016

No soy un Serial Killer - Dan Wells

Bueno, hoy vengo con un libro en el que tenía puestas mis esperanzas, parecía que tenía que gustarme sí o sí, por la temática, por tratarse de psicópatas, por los comentarios positivos en Goodreads... por todo, pero no, resulta que no me ha gustado demasiado.





De qué trata?

John Wayne Cleaver tiene 15 años y sabe que es un sociópata, incluso se reconoce en los típicos síntomas del asesino en serie.
Para no llegar a hacerle daño a alguien, ha creado un conjunto de normas que respeta, pero cuando empiezan a aparecer cadáveres en la zona donde vive tendrá que emplear sus conocimientos para lograr detenerlo.

Mis impresiones

Advertir primero que este libro es el primero de una trilogía, le siguen Mr. Monster y No quiero matarte, libros que casi pondría la mano en el fuego que no voy a leer y digo casi porque basta decir esto no lo hago para que pase algo y zasca! te comes tus palabras... espero que no sea el caso! No es que el libro lo encuentre malo, mal escrito, odioso, que no se entienda... no, si en realidad no está tan mal, pero creo que puse demasiadas esperanzas en su lectura, por su sinopsis pensé que me iba a gustar y mucho y bueno... pues no, tirando a muy mediocre.

El título es muy acertado, porque es de esos que nos llama la atención en seguida y nos hace ir corriendo a ver la sinopsis, la portada en cambio no me gusta tanto, la veo un poco infantil, como de instituto y mira, si me hubiera fijado antes en éste detalle igual se me hubiera ocurrido que era un libro juvenil, porqué... No soy un serial killer es un libro juvenil, ¿verdad? mira que lo he buscado, pero no lo pone en ningún lado y esa es la impresión que me quedó una vez leído, me hubiera gustado si lo hubiera leído con 15 años -la edad del protagonista-, pero de adulta ya no.

El argumento es bastante original, aunque hay muchos comentarios negativos respecto a la naturaleza del psicópata pero bueno, yo ni siquiera me lo he tomado a mal, me pareció curioso y creo que depende de como se hubiera tratado la historia lo habría aceptado como algo "posible", vaya, que no me habría rechinado mucho. El problema ha sido el tratamiento de los personajes, tanto de John como del psicópata, me ha parecido todo muy absurdo, sus pensamientos, sus justificaciones y sobretodo, como termina la novela. Después de todo lo que ha pasado para llegar a encontrar a la persona, la manera que utiliza para detenerla pues... me parece pueril.
Creo que se ha desaprovechado una buena idea por un mal enfoque y es imperdonable.

A pesar de que Wells intenta que conozcamos al protagonista, incluso que sintamos una cierta empatía o simpatía por como controla sus instintos, no ha sido mi caso, realmente en ningún momento me he sentido dentro de la mente de un sociópata, ni ha sabido trasmitirme el impulso por matar que siente y mucho menos alabarle por como se controla, que me ha parecido un tanto absurdo. 

No soy un serial killer se lee rápido, con diálogos que agilizan la trama, lenguaje fluido y directo, y a pesar de que a mí no me haya gustado, debo reconocer que nos engancha a la historia, se ve desde las primeras páginas el por qué del psicópata, pero aún así es un libro que cuesta de dejar.

Es apto para todos los públicos y eso es una gran cagada, muy mal hacer un libro de psicópatas donde no hay ni siquiera una descripción medianamente buena del cadáver, ni sangre ni vísceras ni nada!! ¡Pobres descripciones para tanto asesinato! es verdad que así ganas más público ya que leer sobre escenas violentas y cadáveres destrozados no es del agrado de mucha gente, pero para que negarlo, lo he echado de menos, algo más visual, más arriesgado y más brutal.

Lo que me sigue sorprendiendo una vez terminado son esas opiniones donde se decía que era terrible ponerse en la mente del protagonista, sentir horror por sus pensamientos... no sé, o soy yo o son los demás, pero ojalá me hubiera creído la historia, ojalá lo que el chico pensaba fuera coherente con lo que nos vende que es... porque por mucho que su autor se haya leído las caracterísicas del psicópata no ha sabido plasmarlas en pensamientos y acciones, o sea que... de poco sirve que se enumeren!

Para ir terminando, si buscáis como yo, sentir lo que de verdad siente un verdadero psicópata pues no es vuestro libro, mil veces he pensado en El arte más íntimo de Poppy Z. Brite, ahí sí que noté algo y no con este pobre intento!


2 de diciembre de 2016

La llegada de los tres - Stephen King

Bueno, sigo con los libros de La Torre Oscura de Stephen King, creo que se me hará la cosa un poco larga, aunque ya van dos... Esta parte se llama La llegada de los tres pero en español se tituló inicialmente La invocación.



De qué trata?

La historia sigue donde la dejamos con El Pistolero, el hombre de negro ha jugado sus cartas y Roland amanece en una playa rodeado de langostruosidades, bichos que le complicarán la vida a más no poder. Tendrá que seguir su camino, encontrando tres puertas que tendrá que cruzar para encontrar a los tres que dan título al libro y que son necesarias para poder continuar el viaje hacia la Torre.

Mis impresiones

Debo decir que me ha gustado más que el primer libro, eso es una suerte porque el primero me pareció extraño, confuso y bastante aburrido, sin casi acción y si éste hubiera sido parecido, quizá mi búsqueda de la Torre hubiera terminado aquí. King lo escribió cinco años después de haber terminado El Pistolero y el cambio de estilo se nota, por suerte debo decir!

Las diferencias son tantas que sólo voy a mencionar algunas para que esto no se convierta en algo tedioso: nos encontramos con un mejor argumento, más sólido y con una historia que contar, en el anterior no lo tenía tan claro... dejamos ese lenguaje rebuscado para utilizar uno más llano y sobretodo, más directo, algo con lo que el autor seguirá hasta el presente.
Pero también hay un mejor tratamiento de los personajes, ojo, no quiero decir que ahora ya lo sepamos todo de Roland, que va! Pero sí que empezamos a conocerle un poquito mejor y a ver que aunque su destino parezca decidido de antemano también siente y padece y por fin lo podemos ver como una persona y no como el robot que parecía en la anterior entrega.



El inicio es un poco lento, con abundantes descripciones, a veces más largas de lo necesario, pero poco a poco vamos entrando en materia, descubrimos a los personajes uno a uno, su vida, su personalidad y con todos ellos seguimos el único camino que hay para llegar a la codiciada Torre. La forma en que llegamos a ellos es muy original y aunque no acabemos de entender muy bien el mecanismo lo aceptamos y dejamos que el autor nos guíe hacia la Nueva York del tiempo que quiera, porque algo que ya intuíamos en el primer libro, el mundo de Roland y el nuestro comparten algunos nexos en común y la distancia entre uno y otro no es tan grande como podría parecer.

Por suerte para los lectores, parece que el equilibrio entre descripción y diálogo está mejor repartido y no nos enfrentamos a largas páginas donde no ocurre nada y sólo deseamos que algo, lo que sea, rompa esa larga marcha.



Creo que ha sido un acierto la manera en que se ha desarrollado la historia, en realidad no tiene mucho mérito pero ha conseguido que pareciera la forma única y correcta de hacerlo, el autor nos ha contado tres historias, una para cada personaje, todas ellas muy diferentes e independientes pero con un nexo en común y todas ellas igual de importantes para el desarrollo de la historia, además consigue algo que no supo lograr en el libro anterior y es que sintamos algo por los personajes, nos interesa lo que nos cuentan y su pasado, su presente y futuro inmediato ya lo conocemos, pero queremos saber que les ha cambiado para ser como son y King satisface plenamente nuestra curiosidad sobre ellos, sin dejar cabos sueltos ni preguntas sin resolver, al terminar sentimos que ha valido la pena la espera y que nuestra curiosidad se ha visto recompensada, siempre referente a los personajes, porque quedan aún muchos interrogantes y todos ellos alrededor de la Torre, del pasado de Roland y el por qué de su búsqueda, pero claro, debemos recordar que hay cinco libros más o sea que es normal que aún no sepamos mucho, de momento debemos conformarnos con haber conocido a Eddie Dean, Odetta Holmes  y Jack Mort y en próximos libros veremos que importancia tienen a la hora de ayudar a Roland en su búsqueda.



En fin, si habéis pasado el escollo del primer libro, el segundo debéis leerlo porque se os hará mucho más fácil y vuestro interés aumentará, por mi parte sí voy a seguir con la saga y espero que la historia mejore más en el tercer volumen, que bueno, supongo que a medida que Stephen King crecía como autor y comprobaba lo que nos enganchaba de sus historias lo iría aplicando en las siguientes novelas, así pues... esto sólo puede mejorar!