29 de septiembre de 2016

La muerta enamorada - Théophile Gautier

Aquí voy con la reseña del primer relato que he leído de mi antología de Vampiras, ya os lo avancé en una entrada anterior, no voy a leer los relatos todos de golpe porque la repetición siempre me acaba cansando y se trata de disfrutar no de sentirse obligada a la hora de terminar un libro. Así pues, el primero y el segundo ya los doy por leídos y voy con la reseña del primero. El segundo es Carmilla de Sheridan Le Fanu y lo leí hace ya un tiempo.






De qué trata el relato?

El día de su ordenación como sacerdote Romualdo descubre a una bella mujer entre la multitud y para él es como cuando un ciego recobra la vista, desde entonces ser sacerdote es como una condena ya que no puede verla más, además es a Dios a quién debe consignar su amor y no a una mujer a quién el abad considera el mismo Belcebú.
A pesar de los impedimentos, los dos logran verse y a partir de ese momento la existencia del sacerdote se dividirá en una existencia diurna de humilde sacerdote y en una existencia nocturna de joven señor, conocedor de mujeres, el juego, bebedor y blasfemo.

Mis impresiones

La morte amoureuse es un relato que fue publicado en 1836, ya veis pues que los relatos de vampiros cuentan con muchos años, no son algo del presente aunque hace un tiempo se pusieron muy de moda y casi cualquier narración con vampiros se vendía y muy bien (pasa igual con los zombis...).

Es un relato vampírico narrado en primera persona por su protagonista Romualdo, cuando éste contaba con 66 años. El peso de la novela recae en tres personajes: Romualdo, Clarimonda y Serapione.

Romualdo: es un sacerdote, una persona de corazón puro que nunca ha conocido el pecado y que en el día de su ordenación cruza una mirada con Clarimonda y eso puede llevarle a su perdición.

Clarimonda: es la bella vampira que enamorará a Romualdo y hará lo posible para que éste no sea sacerdote y después, para convertirlo en su amante.

Serapione: el abad, a éste le preocupa la integridad de Romualdo y en seguida ve que Clarimonda puede ser su perdición, trata de advertirle y al final tiene que tomar cartas en el asunto y le obliga a ver la naturaleza de su amada.

La muerte enamorada es un relato de terror gótico de 40 páginas donde cada personaje tiene un rol muy específico, el sacerdote representa la inocencia, tiene vocación de sacerdote desde pequeño y a los 24 años ya es ordenado sacerdote, más joven que la mayoría y precisamente por su inocencia resulta tan tocado con la mirada de un ser que -cómo el mismo dice- o es un ángel o el mismo demonio y realmente aunque no queda muy claro al inicio, Clarimonda parece ser que ha muerto y resucitado varias veces, dejando clara su condición de vampiro y por tanto de demonio, pero a pesar de todo, ella le ama realmente ya que no quiere saciar su sed con otros hombres y serle infiel de esa manera, por ello tendrá que alimentarse de él aunque con cuidado para no hacerle daño y el abad representa una especie de consciencia, la que le acaba mostrando al sacerdote quién es en realidad su amor.
Durante algún tiempo dos hombres conviven en una misma persona, al amanecer cuando Romualdo despierta cree dormir para convertirse en sacerdote y por la noche, el sacerdote sueña para convertirse en otro hombre y vivir junto a su amada. Pero al final sólo uno de los dos hombres podrá permanecer y el otro deberá desaparecer y es ahí donde la intervención del abad es tan importante, él guiará al sacerdote a su salvación, aunque debo confesar que me hubiera gustado que el relato terminara diferente y que el amor en esta ocasión ganara...

Es una novela romántica, escrita con un lenguaje florido, con largas descripciones y poco diálogo, vamos que realmente no se lee tan deprisa como podría parecer, aunque eso hace que saboreemos lo que ocurre en la narración, es un relato que me ha gustado y que no dudaría en volver a leer, cuando lo terminas te deja un buen sabor de boca a pesar de como termina. Eso sí, en una horita lo habremos terminado, nos detengamos más o menos... la trama se entiende perfectamente y no nos perdemos en ningún momento a pesar de que algunas cosas se insinúan más que dicen abiertamente.

Es un buen primer relato para empezar la antología, un relato romántico y sensual, las escenas están descritas de forma muy bella con una prosa hermosa que nos evoca otra época, a otra manera de ser y a pesar del amargo final entendemos que quizá no podría ser de otra manera y el hecho de que el autor lo cuente años más tarde le da un toque de veracidad a la historia, al dudar el mismo narrador de que haya sido real o sólo un sueño, sé que parece algo contradictorio!

Lo que me parece raro es que me haya gustado el relato, yo que últimamente leo cosas cada vez más duras y luego, me encanta un relato romántico y gótico, será que de vez en cuando necesito variar... y lo gótico realmente siempre me ha gustado, sea de la manera que sea!

En fin, recomendable para todos los públicos, puede gustar a muchos lectores porque es fácil de entender, nos podemos situar en el lugar del sacerdote y sentir la misma contradicción que a él le embarga y a la vez, sentir el mismo dolor cuando descubre la verdad sobre su amor. Un buen relato de vampiras, sólo espero que los que le sigan sean igual de buenos :)


27 de septiembre de 2016

Cómic: 30 días de noche

Buenassss!

Si es qué... me meto en cada lío! Hace poco eligiendo libro para empezar a leer me decanté por 30 días de noche: Restos inmortales, nada más abrirlo, ZASCA!!!! Resulta que me encuentro con que es la segunda parte de la serie 30 días de noche, así lo dice justo al empezar: "los acontecimientos de Restos inmortales tienen lugar algún tiempo después de los descritos en la novela Rumores de los no muertos" pues vale, ¿qué hago? Pues oye, lo normal, ¿no? Cierro ese libro y elijo otro hasta encontrar el primero de la serie.

Días después tengo ya el de Rumores de los no muertos, lo abro y ZASCAAAA!!!! Otra vez! Esta vez me golpeó aún más fuerte! ¿Qué me encuentro nada más abrir? Otro mensaje donde descubro qué: "los acontecimientos de la novela tienen lugar después de la novela gráfica Agente Norris: MIA, que a su vez tienen lugar a continuación de los acontecimientos de la novela gráfica Días oscuros"...
¿En serio? ¿Y ahora qué hago? Pues... evidentemente leerme el cómic claro... si es que cuando una es así es así... eso sí, no tenía mucha intención de comprarlo porque no soy una gran lectora de cómics, entonces lo he tenido que sacar de la biblioteca y para ello hacerme el carné que vete a saber en qué momento lo perdí, eso me supuso dos idas a la biblio porque la primera vez no les funcionaba la máquina de hacer carnés... y en este tiempo como ya tenía de verdad curiosidad por empezar con el dichoso libro, empecé a leer los Rumores de los no muertos y cuando me faltan unas 100 páginas para terminarlo, le he metido un poco a calzador el cómic... Finalmente, hoy os quiero contar sobre éste último, que para haber tardado un mes casi en empezarlo, me ha durado sólo una tarde.


Esta es la portada del cómic y se trata de la trilogía original, vamos el cómic con el que creo que tenía que empezar. Incluye tres títulos: 30 días de noche, Días oscuros y Regreso a Barrow y al finalizar encontramos una galería con ilustraciones, en total no llega a 400 páginas.

Ah y como ya estaba buscando por la biblio, también saqué los cómics que siguen: Historias de chupasangres, Tres historias, Se extiende la plaga y Eben y Stella, hay al menos 4 más pero no los encontré y tampoco se muy bien como se sitúan los cómics que siguen respecto a las dos novelas... pero bueno, lo haré como pueda y me conformo con eso.

Como sabréis también, podemos encontrar dos películas basadas en la serie:




Yo he visto las dos... y la primera aún, aunque han cambiado algunas cosas que la hubieran hecho más interesante, pero bueno tiene un pase, pero la segunda es bastante más mala.

¿De qué trata el cómic?

Nos encontramos con una historia escrita por Steve Niles e ilustrada por Ben Templesmith. La acción transcurre en Barrow, Alaska, en el punto más septentrional de Estados Unidos, un pueblo acostumbrado a las temperaturas bajo cero y a la oscuridad. Es un sitio donde el sol no se pone desde el 10 de mayo al 2 de agosto y donde no sale del 18 de noviembre al 17 de diciembre, vamos, constituye un paraíso para los vampiros ya que no deben esconderse durante el día, por eso un grupo de vampiros decide montarse una orgía de sangre en la pequeña localidad.
Los pocos humanos que quedan tendrán que sobrevivir, enfrentándose al frío, al hambre y a los vampiros que patrullan la ciudad buscando supervivientes.

Fue publicado por la editorial Norma en 2011.

Mis impresiones

Lo primero que me sorprendió gratamente a la hora de coger el cómic fue la portada, no me supo nada mal llevármelo a casa cuando vi esa cara llena de dientes afilados, la verdad es que me dieron ganas de empezarlo de inmediato!

El argumento es de lo más original, porque es verdad que si hay vampiros corriendo por el mundo, que lugar podría ser mejor que aquel donde no sale el sol en un mes? No necesitan ocultarse con la salida del sol y pueden caminar por donde deseen y si en ese lugar hay humanos, también pueden alimentarse cuando quieran, dándoles caza, reservándolos... en fin, un festín vampiro.

En el libro encontramos un resumen del primer cómic, por eso si queremos leer el libro no nos hace falta pasar por la historia gráfica, aunque a mí me ha parecido interesante hacerlo.
Como os decía no soy una habitual consumidora de cómics, por ello muchas veces voy directa al texto, sin fijarme en las imágenes, esta vez en cambio, lo ha leído de forma pausada, primero mirando las imágenes y luego leyendo la parte escrita.

Los viñetas son muy oscuras, como es la noche en Barrow... muchas veces no sabes lo que ves en cada dibujo pero hay mucha sangre y muchos dientes, es lo que destaca en las caras de los vampiros, esos dientes afilados que no se limitan sólo a los colmillos, nuestra mirada se siente atraída por ellos y por la lengua que muchas veces aparece colgando.
Son unos dibujos bastante inquietantes y que activan nuestra imaginación, ya veis en las imágenes que añado que los contornos están completamente desdibujados y la oscuridad reina en las diferentes situaciones, no son imágenes bonitas pero tampoco las esperas realmente, los vampiros pese a ser presentados como seres carismáticos y extremadamente guapos, no dejan de ser seres infernales que desangran a sus víctimas y luego las convierten o no, no son vampiros a lo Anne Rice ni a lo Meyer, tan de moda actualmente... son seres fríos que consideran a las personas su alimento, sin sentir pena por ellas.

El peso del cómic recae mucho más en las imágenes que en los textos, la historia se desarrolla de forma muy visual y muchas veces lo que vemos es suficiente para interpretar lo que está pasando, la verdad es que me ha parecido interesante ver de forma visual lo que llevaba leído en el libro de Rumores de los no muertos, donde se incluye un resumen del primer cómic que aquí encontramos, aunque ya os contaré lo relativo a el libro en la reseña que de él haga al terminarlo.

Es curioso ver como se forma la personalidad de los personajes, como en pocas frases entendemos qué guía a los vampiros y que hace mover a los humanos y como unos y otros tienen puntos en común a pesar de las importantes diferencias, hay incluso un cierto paralelismo entre Lilith y Vicente, los vampiros más viejos y Eben y Stella, sheriff y ayudante del sheriff de Barrow.

A pesar de las casi 400 páginas con las que cuenta el cómic, lo leeremos en poco tiempo, a pesar de detenernos en las imágenes y pararnos en los diferentes elementos que en ellas aparecen, no creo que nadie tarde más de un par o tres horas en tenerlo terminado, y ya os digo, alargándolo al máximo y descansando entre uno y otro.

La galería de ilustraciones me ha gustado mucho, son imágenes bonitas, cada una de ellas ocupa una página y aunque son del mismo estilo que las del resto del cómic, son más detalladas y más siniestras si cabe, muy interesantes.

Una vez terminado, puedo decir que es verdad que no hace falta leer el cómic para poder leer las novelas, aunque esta trilogía original rellena algunos huecos que nos deja la novela, nos explica mejor algunas situaciones que quedan en el aire y hace trabajar mucho más a nuestra imaginación, al volver después a la novela ponemos cara a algunos personas y entendemos mejor de donde salen y en qué momento se han encontrado.
Vosotros deberéis elegir si queréis empezar con la novela gráfica y luego añadir las novelas y así haceros una idea del conjunto o en cambio os centráis en la parte gráfica o en la parte novelada, a mí me ha parecido un buen complemento añadir esta parte visual a toda la historia.

Ahora tengo que pensar qué hago, si termino Rumores de los no muertos o empiezo el segundo cómic Historias de chupasangres... ya veremos, igual miro un poco por encima el segundo y veo donde se sitúa respecto a la novela...


26 de septiembre de 2016

La Torre Oscura - Stephen King

Buenas!!

Estoy preparando una reseña, pero antes os quería comentar la nueva aventura en la que nos hemos embarcado unos cuantos valientes... se trata de leernos los libros de La Torre Oscura de Stephen King, aunque nos ha costado un poco centrarnos (sobretodo a mí que llevo muchos días trabajando de noche...) al final hemos empezado hoy! Si os interesa, aún estáis a tiempo de uniros...




El calendario es el siguiente:


Lunes 26, martes 27: El pistolero

Miércoles 28: comentamos

Jueves 29, viernes 30: La estación de paso

Sábado 1: comentamos

Domingo 2, lunes 3: El oráculo y las montañas

Martes 4: comentamos


Miércoles 5, jueves 6: Los mutantes lento


Viernes 7: comentamos 


Sábado 8, domingo 9: El pistolero y el hombre de negro + Epílogo 


Lunes 10: comentamos


Martes 11: decidimos YA como seguimos


Los comentarios los realizaremos en un grupo de Facebook, si os interesa, podéis entrar en: https://www.facebook.com/groups/335119310157848/


¿Alguien se atreve?



16 de septiembre de 2016

Al otro lado del río - Jack Ketchum

Lo que es la vida, hace un tiempo no conocía la existencia de Jack Ketchum y a día de hoy ya llevo tres libros de él leídos y si miramos los que podemos encontrar en español pues no está nada mal!
Empecé con La chica de al lado de la que escribí ya su reseña (aquí), también hace poco terminé Al acecho, de la que pronto escribiré y hace nada he acabado con Al otro lado del río y mira, hoy me apetecía contaros mis impresiones de esta novela de poco más de 140 páginas.



De qué trata el libro?

Nos encontramos en Arizona, en el siglo XIX y vamos a presenciar el encuentro entre dos chicas que han escapado de sus captores y a tres hombres que una vez escuchan el relato que les ofrece una de ellas deciden ir en busca de la hermana de la chica, de esta manera descubren lo que hay al otro lado del río, un infierno de dolor y muerte. El libro fue publicado en 2004.

Mis impresiones

La portada de mi libro no me gusta nada de nada, si vale, el rojo es llamativo pero... que queréis que os diga, simple y sin imágenes, no me gusta.
He visto otras portadas, pero tampoco es que me apasionen...

 

Por suerte conocía a su autor, porque sino... hubiera tardado muchísimo tiempo en leer esta novela. El título es correcto una vez leído, pero tampoco demasiado llamativo.

Lo primero que quiero decir es que no me gustan los westerns y esto es lo que vamos a leer, una novela de indios y vaqueros, pero no de esas donde los papeles están "bien repartidos" o sea: 'vaqueros buenos-indios malos', sino de esas más reales, donde no hay buenos y malos per se, todos pueden comportarse de diferente manera en función de la situación que se encuentren pero sea en el bando que sea, siempre habrá personas malas, que se aprovechan de los demás, explotándolas para sacarle algún beneficio: sexo, dinero, armas... es eso lo que les da poder, el hecho de que no les importan los demás, pero lo encontramos en el siglo XIX y lo seguimos encontrando ahora, no hace falta fijarnos mucho para encontrar noticias sobre violaciones, torturas, trata de blancas... nada ha cambiado en realidad, y a pesar de eso, nos siguen sorprendiendo las novelas como las de Ketchum, crudas, directas, llenas de detalles que muchos preferirían no leer pero no por no leerlo no existe.

No estamos frente a un libro de terror, no esperéis pasar miedo con él pero sí sentir repugnancia hacia el género humano, hacia lo que un ser humano le puede hacer a otro, ahí es donde Ketchum sobresale como escritor, sabe mostrarnos con crudeza y con muchos detalles esas situaciones que la mayoría deciden no contar y pasar por encima de puntillas, no es el estilo del americano, él se lanza de cabeza hacia la maldad humana y a pesar de ello, no es esta una novela escrita con la crudeza mostrada en las otras dos que os citaba al inicio.

La novela se desarrolla a partir de dos líneas argumentales que se juntan muy pronto, por un lado tenemos la historia de Elena y Celine, dos hermanas mexicanas en cuyo camino se cruzan cuatro hombres, tres mexicanos y un americano que las raptan y por otro lado está la historia de Hart, Madre y Bell, tres hombres que una vez terminada la guerra de México se dedican a capturar caballos mustangs, cuando encuentran a Elena y ésta les cuenta su historia, emprenderán con ella un viaje para rescatar a Celine. Ahí no sólo encontraremos compradores y ex soldados, también a tres mujeres, tres viejas brujas, las hermanas del diablo. Conociendo por un lado a Elena y por otro a las hermanas Valenzura, descubrimos -muy por encima- los ritos ancestrales, es una pincelada muy breve y en la que personalmente me hubiera gustado entrar algo más, pero bueno, me dediqué a buscar información una vez terminada la novela.

Al otro lado del río se lee muy rápidamente y casi del tirón, a pesar de las escenas algo violentas después de haber leído los otros dos del autor éste es algo más flojo, menos crudo y menos violento, incluso diría que menos descriptivo, e incluye algo que en los otros libros no encontramos, la relación que se produce entre los protagonistas, vemos como se forja una amistad que les llevará a luchar juntos, sin pensar en las consecuencias, incluso La chica de al lado, novela más larga deja algo de lado la relación entre los personajes, se centra en la de la chica y el narrador pero deja de lado a los demás.

¿Es un libro apto para todos los lectores? Difícil responder a esta pregunta, yo creo que sí, a pesar de un par de escenas que pueden resultar violentas, pero al no recrearse -mucho- en los detalles, creo que puede llegar a un público más amplio que no La chica de al lado o Al acecho, ya os digo que yo esperaba algo más salvaje y más intenso, creo que la historia daba para mucho más, pero el autor ha dedicado más líneas a la personalidad de los personajes y las relaciones que mantienen que no a las diversas situaciones que podían vivir unas chicas raptadas por hombres sedientos de sangre y sexo.
El autor intenta profundizar en los personajes, dotarlos de una personalidad propia y de un pasado que les marca en sus acciones presentes, incluso Hart que se muestra muy poco accesible acaba conquistándonos con su historia, es un libro algo diferente a los anteriores, más light pero con el estilo de Ketchum.

El libro está narrado en primera persona por Bell, él nos explica lo que considera de su pasado, de cómo conoció a Madre y a Hart y como luego encontraron a Elena y a través de lo que ésta le cuenta, nos transmite la historia de la chica. Bell es periodista y por eso la persona adecuada para darnos su visión, de todas maneras, algunas partes de la historia de la mexicana nos las trasmite tal cual ella las pronunció, de esta manera vemos también a través de sus ojos y podemos empatizar más con ella.

Es un libro que va ganando en intensidad a medida que nos acercamos al final, notamos inquietud porque sabemos que habrá una lucha desigual y que será encarnizada, por eso no podemos dejarlo hasta que lo terminamos y sabemos que ocurrió. No hay muchas descripciones ni escenas colocadas para alargar el libro, los detalles que nos ofrece el autor nos ayudan a contextualizar un poco lo que ocurre y los diálogos ayudan a agilizar la novela, realmente todo nos lleva a terminar el libro de forma bastante rápida.

Para ir terminando, es un libro que me ha gustado aunque esperaba algo más de intensidad y por qué no decirlo, de sangre y adrenalina, vaya, comparado con los otros lo he encontrado algo flojo, pero aún así me ha gustado. Es más fácil de recomendar que otros del autor y si os gusta el western, mejor me lo ponéis, tendréis que leerlo!

15 de septiembre de 2016

Vampiras - VVAA

Buenas!!

Hoy os escribo una entrada muy breve para contaros que he empezado un libro de relatos que promete, se llama Vampiras y es de la editorial Valdemar, no es mi idea leer uno detrás de otro los diferentes relatos ni hacer una valoración general luego, quiero ir leyéndolos poco a poco y hacer la reseña de cada uno de forma individual.



Los 16 relatos son los siguientes:

1. La muerta enamorada de Téophile Gautier
2. Carmilla de Joseph Sheridan Le Fanu (relato leído ya y reseñado)
3. El misterio de Ken de Julian Hawthorne
4. Luella Miller de Mary Wilkins Freeman
5. Pues la sangre es vida de Francis Marion Crawford
6. Almas en pena de Seabury Quinn
7. Entre la nieve de August Derleth
8. La capa de Robert Bloch
9. Cuando había luz de luna de Manly Wade Wellman
10. Herencia de David H. Keller
11. La chica de los ojos hambrientos de Fritz Leiber
12. La última tumba de Lill Warran de Manly Wade Wellman
13. El vestido de seda blanca de Richard Matheson
14. Sólo sale de noche de William Tenn
15. Uno para el camino de Stephen King
16. Roja como la sangre de Tanith Lee

A medida que vaya leyendo cada uno de ellos añadiré los enlaces, así al final -espero- estén todos reseñados, tarde lo que tarde! Es una manera de no agobiarme y ponerme a leer febrilmente las 800 páginas que ocupa, bueno, restándole ya Carmilla, que ya leí en el pasado. De momento he empezado con el primero, La muerta enamorada, ¡pronto os cuento qué tal!

13 de septiembre de 2016

Gritos antes de morir - Laura Falcó Lara

Hoy os voy a contar mis impresiones de un libro que leí hace muchísimo, pero como no me gustó nada, la reseña quedó pendiente y mira, listando todos los que tengo esperando me decidí a contaros por que es un libro que no recomendaría.

Normalmente no tengo nunca muchas esperanzas de que los libros lleguen a gustarme, sobretodo es porque muchas veces no conozco al autor y tampoco me baso en recomendaciones a la hora de leer, pero esta vez fue diferente, no es que hubiera leído otros libros de Laura Falcó pero siendo directora de varios sellos del Grupo Planeta, como Minotauro, Zénit o Cúpula y eligiendo el terror como género para empezar a escribir... Pues oye no sé, me esperaba muchísimo más!
Además, a diferencia de con otras lecturas esta vez había leído reseñas muy positivas y la portada también me impactó... Vamos, que cuando llevaba unas 50 páginas del libro era como si me hubieran lanzado agua helada encima, primero no sabes como reaccionar y luego te entra una indignación que no sabes hacia donde dirigir, pero como no soy de abandonar libros lo terminé y probablemente no volveré a repetir con otro de la autora (aunque tiene dos más de terror en su haber).



De qué trata el libro?

Gritos antes de morir es un libro que recopila 27 relatos independientes de terror cuyos temas van des de los fantasmas hasta la reencarnación pasando por vampiros, videntes, edificios encantados, niños asesinos...

Mis impresiones

La portada ya lo he dicho, me gusta, el título... bueno, no tiene mucha relación con los relatos realmente, ni se ha sacado de ninguno de ellos, o sea que no entiendo muy bien su elección, aunque nos llama la atención en seguida. Lo bueno de que una editora se pase a escribir es que el libro está bien escrito, no hay errores gramaticales y eso es de agradecer y tampoco es difícil de entender, ni hay frases construidas de forma extraña ni escenas rebuscadas que no llevan a nada, por esa parte poco puedo decir. 

Sé que hay mucha gente a quién los relatos no le gustan pero no es mi caso, yo siempre he disfrutado de las pequeñas joyas que se esconden en los libros de relatos y aunque no todos acostumbran a tener la misma calidad -destacando unos por encima de otros-, normalmente al terminar el balance acaba siendo positivo, pero no ha sido el caso con este libro, ya que de los 27 relatos que ofrece los que salvaría no llegan a 5 y siendo bastante generosa.

Vamos a lo más obvio, el libro tiene 240 páginas y tenemos 27 relatos o sea que la media nos sale a 8 páginas por relato, siendo unos algo más largos y otros extremadamente cortos... El problema que la longitud plantea es que tienes que ser muy bueno para escribir una buena historia con tan pocas páginas y yo creo que no es el caso.

La ambientación es lo primero que se ve afectado por la longitud, para poder contar algo se tiene que ser directo y rápido, ir a lo que importa y claro... En los relatos se prescinde de todo lo importante para crear un buen clima donde lo que sea que ocurre nos provoque miedo, yo creo que escritores más experimentados lo harían sin problemas pero a la autora le faltan aún horas de vuelo o el terror puede ser su género preferido para leer (realmente no sé si es el caso) pero quizá no sea el que se le da mejor a la hora de escribir...

También los personajes se ven tocados, no se profundiza en su personalidad y eso los convierte en seres planos, por los que no sentimos ninguna empatía y en realidad, nos da un poco igual lo que les pasa, leemos la historia y pasamos a otra y así hasta terminar el libro y empezar otro, sin que nada perdure en nuestra memoria.

Lo que si debo alabar es la variedad temática, en su búsqueda del terror clásico no se deja tema por tocar, las historias son bastante diferentes entre sí y excepto zombis encontramos de todo: fantasmas, casas encantadas, videntes, objetos malignos, el diablo, ángeles, vudú, reencarnaciones... Hay para todos los gustos!

Pero no son libros que nos provoquen nada parecido al terror, sí que tienen cosas sobrenaturales pero se queda todo ahí, pocos de los relatos nos hacen pensar después de terminarlos y la mayoría no mejorarían aunque les añadiéramos 50 páginas más porque el problema está en la historia también y sobretodo en su desarrollo y final, la mayor decepción que he sentido es a causa del desarrollo y final de algunos relatos, estos habían empezado bastante bien pero luego algo se tuerce, el desarrollo se plantea de forma demasiado rápida y luego llegamos abruptamente al final, demasiado abruptamente.

La narrativa de la escritora es ágil, fluida y eso junto a los diálogos, a su estilo directo y sin florituras, la brevedad de los relatos y lo corto que es el libro hacen que lo tengamos terminado en un par de horas como mucho, la cuestión es que no lo terminamos rápido por lo bueno que es sino por lo fácil que es de leer.

La verdad es que lo que me sigue sorprendiendo son las buenas críticas que ha recibido el libro, quizá es que las personas que lo han comentado no acostumbran a leer relatos de terror o quizá soy yo que cada vez exijo más pero en serio que no lo puedo entender. Tampoco que se la compare con Stephen King, Hitchcock o Dean Koontz.. Me parece que quién escriba estas cosas es muy muy muy generoso y lo único que consigue es engañar al lector que tiene unas expectativas que no se van a cumplir.

Y para ir finalizando os diré que mientras leía iba puntuando los diferentes relatos y en algunos incluía algún adjetivo, así que os dejo esa valoración para que veáis mis impresiones sobre ellos:

1. El libro: Pasable, para ser el primero no está mal, esperas que la cosa mejore.
2. Reencarnación: Final malo, abrupto, rápido desarrollo.
3. La cámara: Desarrollo interesante, final malo.
4. El hospicio: Malo todo.
5. Un ángel: Simple.
6. El camión: Típico, poco original.
7. El santo entierro: Medio pasable, original.
8. La bañera: Malo y muy corto.
9. La niña: Malo. Final muy malo por como está descrito.
10. 24 de Lincoln Avenue: Malo. Lejano parecido a Apartamento 16 de Adam Nevill.
11. Samuel: Malo muy malo, a rabiar de malo.
12: Destino: Malo y final muy tonto.
13. La Parca: Malo por su final.
14. Cuadros: Malo por el cambio de tema que se produce, de objetos malignos a fantasmas vengativos.
15. Miedo: Malo a rabiar.
16. Sueños: Medio pasable.
17. Suicidio: Medio interesante aunque el final casi se carga lo interesante que había sido.
18. Hogar, dulce hogar: Malo y final demasiado breve.
19. La habitación 66: Malo por su final.
20. Otro mundo: Malo malo.
21. Ginebra: Malo muy malo, desarrollo estaba bien, final no.
22. El hospital: Típico, aunque pasable.
23. El trampolín de la muerte: Malo a rabiar.
24. Truco o trato: Prometia pero final algo absurdo.
25. Dibujos: Interesante aunque los diálogos chirrían.
26. Premonición: Pasable.
27. Conexión: Malo por su final tonto.

Ya veis que donde he encontrado más problemas es al desenlace, realmente muchos de los relatos empezaban bastante bien, el desarrollo era más o menos bueno (en general más malo que bueno) pero luego llegabas al punto en que decías, ya está, se lo ha cargado. A veces por las frases finales, a veces las escenas con las que termina el relato... pero muchos finales me han hecho considerar malo el relato, porque si con lo que me quedo en realidad es con lo que termina y eso me ha decepcionado, pues poco más puedo hacer que pasar al siguiente o cerrar de una vez el libro.

En fin, no os cuento más sobre el libro de relatos, ya he dicho todo lo que tenía que decir sobre él, no lo puedo recomendar porque no lo considero bueno, quizá la autora ha mejorado en sus otros libros pero ya os digo que quizá deba cambiar de tema y dejar el terror, porque te deja la sensación de ser un quiero y no puedo. Leí que Laura había dicho: "Las historias de terror clásico no venden si no eres Stephen King", y espero que no sea un intento de compararse a King, que nos guste o no lleva muchos años haciendo disfrutar a sus lectores -entre los que me incluyo- y verdaderamente no sé si el terror clásico vende o no vende pero lo que no vende es el mal terror!


9 de septiembre de 2016

La silla - David Jasso

Ya sabéis que el criterio a la hora de escoger un libro es siempre muy curioso, porque no creo que sólo me ocurra a mí... lo que me encanta de este juego es que muchas veces escoges con criterios poco serios y aciertas! Necesitaba un libro para leer en tres días, tenía viernes, sábado y domingo porque se suponía que el lunes empezaba La torre oscura de Stephen King, al final terminé La silla, aquí estoy escribiendo sobre ella y no, aún no he empezado con El pistolero, pero al menos he acertado con esta lectura, he conocido a un autor nuevo del que leeré más y he pasado unas horas bastante claustrofobicas... ¿qué más se puede pedir?




De qué trata el libro?

Daniel Lonces es un escritor de terror que vive con su mujer y su hijo en una zona algo apartada. Un día tiene la maravillosa idea de que su mujer le ate a una silla para poder entender en sus propias carnes el sufrimiento que esta inmovilidad supone, así podrá aportar sus sensaciones, de lo más reales, a la novela que está escribiendo. Pero lo que iban a ser un breve espacio de tiempo se convierte en algo más largo y dramático.

Mis impresiones

La portada no me gusta, no es de esos libros donde encontramos una imagen llamativa, macabra o terrorífica, no está dentro de las portadas que te hacen sentir la necesidad de empezar el libro en ya (cosa que ya sabéis que me ocurre a menudo con las portadas impactantes).
El título es perfecto, como ya os digo el pobre Lonces se pasa algún tiempo inmovilizado en la silla y al final todo el sufrimiento que ésta le provoca bien vale su aparición en el título.

Es el primer libro que leo del autor pero mira creo que esta vez le he hecho bastante bien ya que es su primera novela, fue publicada en 2006 y desde entonces ha publicado otras: Cazador de mentiras (2207), Día de perros (2008), Feral (2010), El pan de cada día (2011) y Disforia (2015) y ya os digo que seguro que leo más de Jasso, lo que no sé es muy bien por cual decantarme, tendré que mirar las portadas :) Eso sí, más vale que los demás sean muy buenos porque éste ha puesto el listón bastante alto!

La silla es una novela corta, que leeremos en cuestión de horas por su extensión, el estilo ágil del escritor y porque no habrá manera de que queramos soltar el libro. Está escrito en primera persona, decisión muy acertada porque así sentimos lo que padece Daniel, notamos como las cuerdas nos aprisionan y como el tiempo se va acabando. La prosa de Jasso es sencilla, directa, clara, nos llega y con un tema como éste, se agradece porque nuestra imaginación hace el resto.

El tema central es simple, alguien se queda atado a una silla y no puede desatarse, sin importarnos los motivos de por que acaba atado en ella y por que no puede desatarse, eso casi es lo de menos, lo importante de la novela es como una trama tan sencilla puede hacernos sentir tanto desasosiego, tanta angustia... Hay un par de tramas secundarias, pero estas no son especialmente relevantes para el desarrollo de la novela, por un lado encontramos como la lectura de uno de los relatos del autor lleva a la muerte de un chico y aunque al inicio parece que tendrá peso en el libro, no es del todo así; el otro tema es una chica que el autor conoció y de la que está enamorado, no quiero decir mucho más para no quitaros ciertos momento de tensión que pasaréis cuando leáis La silla.

Es una novela de terror psicológico aunque hay algún detalle sobrenatural (que tampoco os voy a desvelar), pero que llegué a aceptar, sin sorprenderme mucho, no es que lo esperara pero lo tomé como algo que bien podía pasar. Pero entiendo que después de toda la novela es algo que a muchos lectores puede no gustar...

No es una novela gore, aunque a veces es algo desagradable, ya sabéis, estómagos sensibles volveros a abstener de leer esta novela, hay dos motivos que me hacen decir esto, por un lado la aparición de un niño pequeño, ya que entiendo que muchos padres no quieren leer sobre cosas malas que les ocurren a niños y por otro lado, la descripción de fluidos diversos cómo pus, heces, vómitos... algo que a pesar de que yo acepte como normal, debo recordarme que no todos los lectores son iguales.

Lo que más me ha gustado es que la historia está escrita de forma bastante creíble, puede parecer que a una persona atada a una silla no le pueden suceder muchas cosas y que siempre estaremos dando vueltas a lo mismo, pero no, ya que cada vez vamos adentrándonos más y más en el dolor que siente el protagonista, un dolor físico y psicológico ya que Daniel no está sólo en su casa y no sólo debe pensar en escapar para liberarse a si mismo.

A medida que leemos el libro son inevitables las comparaciones con temas parecidos, gente que por lo que sea acaba inmovilizada, por un lado está claro que nuestra mente se va a Stephen King y El juego de Gerald, también en el cine encontramos algún ejemplo con La cabina o con 127 horas, siempre con muchas diferencias y como único nexo común el que os decía, el estar sujeto a algo.

Es un libro intenso, una novela agobiante y algunos momentos claustrofóbica, incluso a veces debes dejar de leer para que la tensión no sea tanta, ya que el autor no nos da demasiados respiros acabamos cogiéndolos nosotros mismos, haciendo pausas entre situación y situación. Es verdad que a veces podemos pensar que le sobra alguna página ya que siempre damos vueltas a lo mismo, pero para mí está bien ya que a medida que va aumentando el dolor y la tensión va disminuyendo la esperanza de ser ayudados, además todo el dolor se mezcla con mucha parte introspectiva de Lonces, eso nos hace entenderle un poco más y con ello, aumentar nuestra empatía.

Para ir acabando, deciros que los agradecimientos del final también te dejan algo de mal rollo, son  los más originales que he leído nunca, aunque a pesar del mal rollo acabé riéndome por acordarme de cuando todos mandamos energía a Goku para librarse de los malos! Eso sí, si quieres saber el por qué los agradecimientos de un autor me hacen pensar en Bola de Dragón... tendrás que leer el libro hasta el final :)